Entradas populares

Compañer@s de camas...separadas

sábado, 28 de junio de 2014

A L´INTÉRIEUR (Alexandre Bustillo & Julien Maury, 2007): Reseña

Fuente

Fuente

Desde que descubrí el cine de Fruit Chan, Park Chan-wook y Takashi Miike, en la película de terror/horror experimental Three... Extremes (2004), he desarrollado un interés por el cine violento y "gore", siempre atraído por un estilo personal y diferenciador, osease, con contenido.
Si bien, aun soy un neófito en este género, mi pequeño bagaje me ha llevado por películas como Audition(1999) de Takashi Miike (inspirada en la novela homónima de Ryu Murakami) siendo película terrorífica como pocas, que inicia con un drama familiar en un tono desenfadado, casi cómico que va adquiriendo tintes de nostalgia y belleza, donde se nos proponen interesantes lecturas que culminan en veinte minutos de terror puro con escenas de gran crudeza que dificilmente olvidarás. Una película altamente compleja y muy psicológica. En el polo opuesto, Holocausto Canibal(Ruggero Deodato, 1980) violencia y sangría gratuita con, practicamente, nula reflexión sobre la condición humana, donde sus personajes protagonistas de dudosa moral, son víctimas de sus propios actos (escena de la violación) y de un pueblo indígena en cuya ética es apto el canibalismo más atroz, y otras lindezas viscerales, que cautivarán a nuestros protagonistas, tanto tanto, que no se darán cuenta de que son el plato principal del menú del día hasta que ya casi no les quede chicha que arrancar; es decir, sangría para todos... 

Consecuencia de todo esto; que, quienes finalmente damos valor a una película, o al arte en general, son las lecturas que sacamos los espectadores sobre lo que contemplamos, por tanto, una misma obra puede tener tantas interpretaciones como personas la contemplen, al margen de la intención inicial del autor, que en las dos películas mencionadas, primer caso (Audition) es una profunda reflexión entre la lucha de sexos y el miedo a la soledad, logrando en el espectador una montaña rusa de emociones donde reiremos y seremos cautivados dulcemente para al final asestarnos un hachazo de puro terror; mientras que en el segundo (Holocausto Canibal), su único propósito es el placer de escandalizar por escandalizar. Películas dispares en su propósito pero ambas con un fuerte contenido explícito, defendibles por igual; pero llámenme raro, soy más partidario del terror psicológico y visceral, que te hace pensar, de Audition.

Fuente
Fuente

¿El porqué de esta "reflexión"? Es bien sabido que intentamos dar explicación a aquello que, sin saber muy bien porqué, nos fascina; en esa fascinación buscamos y encontramos lecturas de muy diversas índoles que otros no ven, ni por asomo, y que tal vez, incluso, ni el propio autor ha tenido en mente. Lo cual muestra el subjetivismo de cada persona para con el arte; y en el lugar que nos ocupa, con el cine de terror con alto contenido explícito, o comúnmente llamado gore. Calificativo que a mi entender nubla la percepción de los espectadores, donde muchos pasan (yo en mi adolescencia) a un estado donde la estrechez de miras abunda en demasía. Un ejemplo; la ya convertida en película de culto Ichi, The Killer (Takashi Miike, 2001):
- Yo en ella, veo, además de una divertida y peculiar historia de Yakuzas; una parodia de la violencia donde se juega psicologicamente con el espectador, en un proceso o camino en el que constantemente debemos hacer frente a horrores visuales que nos hacen preguntarnos "¿si sigo viendo la película, es que estoy tan enfermo como sus protagonistas?" Una vez superada esa barrera, Miike, retuerce aun más las reglas, logrando que el espectador, consciente de las atrocidades que presencia, llegue a empatizar con actos cargados de sadismo y masoquismo (representados en los personajes de Ichi y Kakihara, respectivamente), creando en el espectador una sensación de inseguridad, en el que acabas preguntándote "¿donde está el límite?"... Para que luego, el propio Miike, te regale una escena, autoparódica, en que claramente se ríe del espectador por entrar en el juego y nos da una palmadita en la espalda para recordarnos que es sólo ficción, y que lo ocurrido no nos convierte en psicópatas, ni enfermos, simplemente, hemos vencido una barrera moral, a partir de la cual, forjamos nuestra ética interior. Pues la ética no se hereda (no es biología) se adquiere, se moldea conforme a nuestras experiencias y hábitos.

Explora tus miedos, conócete a ti mism@... De ahí,
que esta película me parezca tan sublime, porque
consigue que miremos hacía dentro. [Fuente]

La primera vez que la vi, aun sintiendo asco y repulsión, no podía dejar de mirar (¿eterno enfrentamiento entre ética y morbo?)... Sin embargo, hay muchas personas que han sido incapaces de ver más de 10 minutos de película, porque simplemente ven violencia y perversión gratuita... Si bien no lo comparto, lo entiendo, pues pasé por el mismo proceso aquella primera vez. Luego están los que tildan de absurda la película y aseveran que ni es gore ni nada semejante (probablemente, los muy fanáticos a la ultraviolencia gratuita) y que es para niñ@s... Bueno, "para gustos se pintó el arcoiris" que dijo una vez Paco Buyo (ex-portero del Real Madrid C.F), pero que alguien afirme eso de una cinta como Ichi, the Killer, si que asusta...

Ya divago... Con Ichi, The Killer como punto de partida, comencé a interesarme, más aun, por este tipo de cine de terror psicológico de contenido explícito pero con una historia, algo que contar, con probable lección, o más bien, cuestiones que plantear (cuya respuesta cada uno ha de encontrar en su interior) sobre la ética humana. 

De esa manera, y tras visionados más o menos interesantes o acertados, he llegado a la película que nos ocupa: A  L´Interieur


Fuente


Título original: À l´interieur (Inside)
              Año: 2007
       Duración: 83 minutos
              País: Francia
        Director: Alexandre Bustillo & Julien Maury
           Guión: Alexandre Bustillo
         Música: François Eudes
     Fotografía: Laurent Barés
        Reparto: Beàtrice Dalle, Alysson Paradis, Nathalie Roussel, François-Régis Marchasson, Jean-                                    Baptiste Tabourin, Dominique Frot, Claude Lulé



(Fuentes: http://www.filmaffinity.com/es/film826347.html  /  http://www.imdb.com/title/tt0856288/)


De antemano, (por si alguien lo espera) decir que no entraré a valorar al auge del cine de terror Francés, pues la cinta que nos ocupa, es la primera que veo de esta reciente oleada de locura y sanguinariamiento procedente del país vecino...


No soy partidario de saber demasiadas cosas sobre una película antes de verla, si acaso una breve sinopsis, algún trailer y ya. Sucede, que me dispuse a ver esta película confundiéndola con The Martyrs (Pascal Laugier, 2009), película francesa, que no he visto, de terror-gore-escatológico-que-te-cagas que ha generado muchísima controversia en los últimos años. De modo que para mi sorpresa, el visionado de L´interieur me ha conducido por un camino totalmente distinto al que yo tenía en mente debido a una sinopsis que leí hacía tiempo atrás (la sinopsis de The Martyrs), lo cual ha estado realmente bien, porque me he llevado gratas sorpresas, debido a su carga y trascendencia.

Problema. Cuando esas sorpresas, en gran parte del metraje, se ven empañadas por un cuerpo/nudo que avanza mediante situaciones absurdas y algo forzadas, golpes de efecto y clichés, que la cinta intenta abordar con seriedad (fallando en el intento), en favor de un ridículo espantoso, que definitivamente, y por mucho que te esfuerces por seguir atento (al menos en mi caso), te sacan de la película.

SINOPSIS BREVE: Una mujer embarazada y viuda (Alysson Paradis), cuyo novio ha fallecido recientemente, pasa la noche de navidad a solas, completamente afligida por la pérdida del padre de su bebé, cuando una extraña (Béatrice Dalle) se presenta en su casa...

Fuente

La trama de la película (su premisa inicial y final), me parece, ¡interesante no, lo siguiente! Es decir, un argumento que habría dado para una película a la altura de las más grandes del género de terror: Psicosis (Alfred Hitchcock, 1960), El Exorcista (William Friedkin, 1973), El silencio de los corderos (Jonhatan Demme, 1991) o Funny Games  (Michael Haneke, 1997) (Entre otras muchas, lo sé. He nombrado estas cuatros porque sirven de referencia, a pesar de sus evidentes diferencias, debido a la manera en que logran compungir nuestras entrañas... y a que, "El Terror no tiene forma").
A l´intérieur, hubiera alcanzado esas cotas, si hubiera existido un guión acorde al tema a tratar. Os aseguro que había momentos de la película en que no sabía si reír o llorar (las situaciones arriba mencionadas)

Por el contrario, tecnicamente, la película raya a un grandísimo nivel, con una excelente dirección tanto de cámara como de actores, una lograda fotografía, bella pero asfixiante, con planos memorables e inquietantes; así como una música, más que acertada, compuesta con mucho gusto, que sabe amoldarse a cada situación teniendo en los momentos de tensión un mayor protagonismo con melodías y sonidos casi imperceptibles que penetran en el subconsciente, cual cuchilla, introduciéndonos en una atmósfera claustrofóbica.

Fuente

Dicha atmósfera tiene sus mejores momentos, paradójicamente, en las escenas de mayor tranquilidad, en los que el espectador se mantiene alerta sabedor de que algo no va bien, a pesar de la calma y la quietud reinante, en ese instante, en la película. De repente, veremos figuras en la sombra, rostros, haciéndonos dudar de sí realmente estamos viendo algo o a alguien, o si lo estamos imaginando, logrando encender la alerta en nuestra mente para acto seguido dar paso a la paranoia. Hacía tiempo que no sentía escalofríos con una "presencia" en el cine de terror. ¡Chapeau!

Los efectos especiales y maquillaje: heridas, cicatrices, deformidades pos-tijeretazos, vientres abiertos, cabezas reventando al contacto de una bala, litros y litros de sangre; están realizados de manera magistral, y la gran mayoría, a la antigua usanza (salvo momentos muy puntuales que son claramente digitales, pero igualmente logrados)... [Tal vez, alguien se alarme cuando hablo de sangre, cortes y vientres abiertos... A ver, la película no es tan explícita ni hiriente a la vista como pudiera parecer, o al menos como a mi me hicieron creer, aunque ahí entra el baremo de cada cual y su sensibilidad... ¡Zas, en toda la boca!]

Fuente


[A partir de aquí leves spoilers... pero spoilers al fin y al cabo]

Dos vidas, una historia: Sarah (Alysson Paradis), La femme (Beàtrice Dalle)

La femme: perder a un hijo debe ser lo más aterrador que le puede pasar a una madre en la vida, especialmente si muere semanas, días, horas, antes de que nazca. Sinceramente, no puedo imaginarme un sufrimiento igual. De modo que, ¿a que estaría dispuesta una madre para recuperar a su hij@ arrebatad@? Probablemente, a cualquier cosa. 

Sarah: un dolor diferente, aunque igualmente agónico, es el perder a tu pareja, y padre de tu futuro hijo. Es muy probable, que ni siquiera el inminente alumbramiento de tu bebé pueda ofrecer algo de consuelo, puede incluso, que el dolor se acreciente, de modo que no sientas demasiada pasión por tener a ese bebé...

Fuente

Es aquí donde confluyen las vidas de nuestras dos protagonistas (de forma lógica en el contexto de la película, a pesar de que, todo cuanto ocurre, es producto de una mente cegada por el dolor, la venganza y el anhelo de amar), abogadas a luchar por un mismo bebé, que está apunto de nacer, de modo que "La femme" se considera la legítima madre del futuro bebé, al que ama con locura (nunca mejor dicho) a pesar de no ser su hijo, mientras que Sarah, tiene ese sentimiento encontrado de si realmente debe o no tenerlo, o mejor dicho, desea tenerlo. Esta fatídica lucha llevará a Sarah, a decidir en pocas horas, lo que La femme, desde hace meses tiene decidido: criar y amar al bebé. En esas pocas horas, seremos testigos de como Sarah ha de hacer frente a una atacante desconocida, por la supervivencia, en cuyo transcurso hallará (por primera vez en mucho tiempo) el miedo a perder a su bebé, para luego intentar quitarse la vida con el propósito de dejar atrás todo sufrimiento y tan magna locura aun a riesgo de matar al bebé, para definitivamente, sacar el instinto de madre que lleva dentro y luchar por la vida de dicho bebé... con demenciales consecuencias. Llegando así a un final que es, a mi parecer, una maravilla que a nadie dejará indiferente; un final sorprendente y fiel a su inicio.

Fuente

¿Qué sucede entre medias? Momentos impresionantes cargados de tensión y asfixia, que abrirán un cúmulo de interrogantes, aderezados con situaciones y personajes a cada cual más lamentable y risible, que te sacan por completo de la película. Afortunadamente, la cinta vuelve a encauzarse en el tramo final (a escasos diez minutos) y nos sorprende con un giro "inesperado", siendo esta la parte en que la premisa inicial, muy bien presentada en el comienzo, retoma el verdadero protagonismo para deleitarnos con un final digno de los mejores y más impresionantes finales. Lo cual me lleva a pensar que podrían haberse ahorrado casi veinte minutos de película y sus respectivas chorradas varias. Y eso que no es larga: 80 minutos.


Fuente

Beàtrice & Alysson, junto a Maury & Bustillo
y ¿alguien que pasaba por allí?. Fuente

Dos de los grandes alicientes de la película, son sus dos actrices protagonistas: Sarah (Alysson Paradis), La femme (Beàtrice Dalle). Ambas dan lo mejor de si mismas, creando personajes muy bien definidos por sus actos, cuyas motivaciones iremos descubriendo a cuentagotas (en una) y veremos una rápida y necesaria evolución y despertar (en otra).
Alysson, transmite, desde el comienzo, su tristeza, con un rostro apagado, siempre pensativo; sin necesidad de articular palabra; para luego mostrar el horror que está viviendo de una forma totalmente creíble, llegando a un estado catatónico que llegará a angustiarnos (he visto un breve vídeo del rodaje, y a la propia Alysson le cuesta salir del papel una vez que el director dice: "corten")
En el otro lado, Beàtrice, nos muestra a una mujer totalmente enloquecida pero calculadora, sin escrúpulos que da auténtico pavor. Logra transmitir una apariencia fantasmal; la forma tan solemne en que se mueve, la sutileza, y belleza, con que comete brutales actos le hacer parecer un ente espectral, en lugar de una persona. Lo dicho, aterroriza, y es probable que sueñe con ella esta noche; y sé que no me va a gustar... Grandes, las dos actrices.

Mención aparte para dos breves, pero intensas, a la par que chocantes, intervenciones: L´infirmière (Dominique Frot) y Policier BAC 3 (Nicolas Duvauchelle). El resto del reparto, cumple, sin más.

Fuente

Antes de llegar a la conclusión final, quiero añadir autocomentarios (que me he parado a escribir), nacidos de las situaciones absurdas, conforme transcurría la película: 

- Min 38: Se ve que los guionistas y directores de este film no han visto "Alien": ni un dichoso grito, de agonía o de socorro en lo que va de película. Cuando un@ está en peligro, y grita, dichos gritos, alertan a la gente que pueda haber alrededor, pero aquí no ¿para que gritar cuando puedes ser pasto de una amenaza?... Incluso, en el caso opuesto, si estás preocupado por alguien que puede estar en peligro, lo normal sería dar voces para intentar localizar su situación, (en caso de que la persona en apuros conteste) pues no, aquí todo entre susurros, no vaya a ser que alguien se altere o yo que sé... Oye, que me cago en tu puta madre, eso si, entre susurros... ¡´amos ya hombre! ...  ya que he empezado a verla, tendré que saber como acaba, pues al margen de este detalle, la peli tiene cosas muy originales que te ponen (en mi caso) los huevos de corbata.

- Min 41:  Por fin, el primer grito, de verdad, ha llegado... en el minuto 41:42, y de boca de la persona menos esperada. Me parto XD.


- Min 46: Me acaban de sacar de la película con un recurso dramático, que no sé si es de genio, o insultante... lo estoy sopesando, Eso sí: ha hecho que me descojone de risa... El guión es... no sé que es. Al menos, tecnicamente, la película me parece soberbia, muy cuidada y bien dirigida; y las dos actrices protagonistas cumplen a las mil maravillas


- Min 50: Y creía que los científicos de "Prometheus" eran anormales... madre mía con los agentes de la ley en Francia (según esta peli)... Hasta Torrente tiene más sesos que estos lumbreras...

- Final: El final es impresionante. Sus últimos tres minutos me han encantado, lo cual me lleva a pensar, que es una pena como una premisa tan deliciosa, fiel, y bien plasmada en su inicio y en su final, es narrada de forma tan irregular... Con un buen guión, podría haber dado para mucho más, puede incluso, para formar parte de las más grandes entre las grandes. 



Conclusión: Interesante propuesta argumental, que parte con una idea inicial muy bien plasmada en su comienzo y en el desenlace, pero faltándole un mayor, o más profundo, desarrollo durante buena parte del metraje, en favor de situaciones forzadas y golpes de efecto que, a mi personalmente, me han terminado por sacar de la película.
Afortunadamente, una "inesperada" sorpresa a pocos minutos del final, reconduce la cinta, de modo que seremos testigos de una lucha nacida del azar, de la pérdida y del dolor, que desemboca en locura, venganza, miedo y finalmente, instinto de supervivencia y principalmente, maternal, con un final apoteósico que a nadie dejará indiferente, y, que es a su vez, probablemente, el final más justo de todos.
Respecto a su contenido explícito y violencia; que será uno de los motivos por los que muchos vean esta película, y de hecho, sólo valoren eso, en lugar de la historia que narra; está, a pesar de su alto nivel de casquería, justificada, debido a un inevitable descenso a la locura, así como a la desesperación por la supervivencia. 


Fuente

Nos leemos

RONDI

2 comentarios:

  1. Me apunto esta película y a ver si este fin de semana me veo Ichi the killer que espera en mi estantería desde hace ya un año. Muy buena crítica y estudio sobre el cine hiperviolento y el terror. Enhorabuena y a seguir así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la lectura y por comentar.

      Sobre Ichi The Killer, advertencia: hay tramos de la película totalmente irracionales y carentes de sentido, un tanto inconexas, debido a posibles eliminaciones en el montaje final... O a fallo de guión, o porque le salió de las narices a Miike, lo cual es muy plausible.

      Sobre el estudio del cine hiperviolento y de terror, considero que es un género que ahonda en la psique humana como muy pocos. Realmente interesante, del que aun queda mucho por analizar y descubrir.

      Nuevamente gracias por comentar.

      Eliminar