Entradas populares

Compañer@s de camas...separadas

viernes, 7 de marzo de 2014

SNOWPIERCER (Bong Joon-ho, 2013): La Sci-Fi está salvada.

Snowpiercer... la nueva obra de culto del director surcoreano Bong Joon-ho.


Tal vez, algunos os preguntéis el porqué de esta a afirmación, sencillo: el director coreano se ha destapado desde su particular cinta sobre asesinatos en serie, "Memories of Murder" (2003), como una de las mayores promesas del cine, pasando en menos de una década a ser una maravillosa realidad, gracias a cintas como "The Host" (2006); conocida como la versión de Godzilla a la coreana, pero con tantos matices que al momento se convirtió en una referencia -de hecho, fue la primera cinta coreana que vi, y desde entonces, ha sido un no parar- y a cintas como "Mother" (2009), esto si es una madre coraje... Habría que sumarle dos cortos, dos mediometrajes, y su ópera prima "Barking Dogs Never Bite" (2000) -película que aun no he visto-. En cualquier caso, el director coreano tenía en su haber, tan sólo, cuatro películas, antes de la llegada de Snowpiercer, siendo tres de ellas obras, ya, consagradas; manejando diferentes géneros y aunando en todas la tragicomedia de forma magistral. Su cine, es realidad pura sin edulcorantes... ¿hasta ahora? En cierto modo.

El nuevo proyecto que Joon-ho nos hace llegar, le ha llevado ocho años de trabajo. La historia que narra, es una adaptación -desconozco las licencias que se toma- del cómic francés de los 80: "Le Transperceneige" creado por Jacques Lob, Benjamin Legrand y Jean-Marc Rochett.

Quedaros con esta portada del cómic...

Sinopsis: Año 2031. En un intento por evitar el calentamiento global, los humanos desarrollan el CW-7, un experimento que fallará, congelando así, toda la superficie de la Tierra, sesgando toda forma de vida, salvo a los pasajeros del TREN, quienes habitan en su particular Arca de Noé metálico y con ruedas, cuyo motor es de energía eterna, recorriendo la Tierra indefinidamente, hecho que evita el congelamiento del Tren y favorece la supervivencia dentro de éste. Pero al igual que en la actualidad, parece que cada cual tiene su sitio establecido, su rol, y pobre del que intente cambiar eso. Sin embargo, otras muchas preguntas se presentan: ¿como han llegado hasta ahí? ¿Con que objetivo? ¿Es nuestro castigo? ¿Realmente está, el ser humano, condenado a vivir de por vida en un trozo de metal andante?...

Con estas premisas, Joon-ho nos trae la que probablemente sea la mejor película de ciencia ficción post-apocalíptica en años, siendo todo aquello que "Elysium" (Neil Blomkamp, 2013) prometía ser y no fue. Aun así, la película dista de ser perfecta, pero vayamos por partes.

El director Bong Joon-ho, el culpable de todas mis alegrías

Snowpiercer, es la película más ambiciosa del director coreano hasta la fecha, siendo una co-producción entre EEUU y Corea del Sur: Primero, por la inmensidad de la historia que nos cuenta, sus repercusiones, sus múltiples significados y reminiscencias a una humanidad, cuyo destino, es aterrador, no tanto por la inevitable (cuando sea que llegue) extinción del homo sapiens, sino por nuestra forma de vida: alienación, desprecio por los que son diferentes, la insultante condescendencia de las clases altas, ser presos de los instintos primarios, olvidar lo que fuimos y no saber lo que podríamos llegar a ser... Lo mostrado en la película es un espejo de la realidad más actual, de manera que el espectador se quedará boquiabierto ante las múltiples y constantes sorpresas, de corte dramático, incluso trágico que se nos pondrá en las narices, eso sí, con el sutil toque de humor ácido, tan característico de Joon-ho.

El guión que ha escrito el propio Joon-ho, junto a Kelly Materson, palidece en algunos aspecto. Habría que leer el cómic para apreciar en detalle hasta donde da de sí la película respecto a la historia original. -hasta la fecha, la única adaptación que he visto que supera con creces y mejora el guión original sobremanera es "Oldboy" de Park Chan-wook (2003)- Me pararé más detenidamente en el aspecto argumental/guión de la historia.




 1- Hay dos hechos concretos que mandarían al traste todo lo orquestado en la película debido a que no se sostienen demasiado. Claro está, habría que analizar sendos momentos bajo el ojo de la zona geográfica del planeta. Es decir: vale, el planeta entero está congelado, pero al igual que en la actualidad, habrá capas y temperaturas según la zona en la que nos encontremos, de modo que podrían validarse ambos momentos, que a mi parecer, son cruciales para darle sentido a la trama... aunque como diría un amigo: <<Deja de ser tan puntilloso>>


Seudo Spoiler: 2- El final. Ya he dicho que desconozco como es el cómic, si el final del mismo es igual que el de la película, aun no gustándome mucho, lo puedo aceptar, pues se ha mantenido fiel al trabajo original, Ahora bien, si es éste el caso: ¿por qué no crear un final más redondo? En esta ocasión, un final cargado de ambigüedad -algo muy asiático, por cierto- hubiera sido un gran colofón. Permitiendo al espectador sacar sus propias conclusiones -me jode que te lo den todo mascadito. En ese aspecto, Bong Joon-ho, ha sido un poco cobarde. Fin Seudo Spoiler

A poco que estés atento, adviertes algunas sorpresas finales, que no por ello, dejan de ser interesantes. De hecho, el recorrido hasta esos finales, son una gozada, gracias a una dirección muy bien medida en los dos primeros actos, que en la tercera, se toma su tiempo para hacernos comprender el porqué de todo el embrollo. Este tercer acto es cierto que se alarga más de la cuenta, pero en general, me parece muy acertado. Pero como decía, hasta este momento, nos encontramos con un recorrido cargado de bizarrismo, de autocrítica a la raza humana y su insaciable hipocresía, y auténticas tragedias disfrazadas de humor. Si todas las crueldades mostradas en la película se tomaran totalmente en serio, sin toques de humor de por medio, sería imposible terminar de ver la película: se convertiría en una cinta de calamidades sin nada más que ofrecer. Con el debido respeto, no busca hacer llorar al espectador como películas vistas recientemente: "Lo imposible" (Juan Antonio Bayona, 2012) o "12 years a Slave" (Steve Mcqueen, 2013), de modo que "Snowpiercer" no cae en la autocomplacencia y nos ofrece combates, disparos, mutilaciones, sangre y más sangre -vestidos de gran poesía a cámara lenta-  humor y más humor, y descubriremos verdades que nos golpearan como si del puño de Hulk se tratasen. Mientras que cintas como "Elysium" se toman demasiado en serio y terminan por caer en el ridículo: casos ya vistos en cintas como "The Dark Knight Rises" o "Man of Steel", Joon-ho consigue el equilibrio perfecto para crear en el espectador una sensación agridulce. Acabada la película, no sabes realmente que te hace sentir, si te ha gustado o no. Una apuesta arriesgada que a mi juicio es digna de aplaudir. Si eres seguidor del cine surcoreano de la última década, apreciarás incontables reminiscencias: Hachas, sicarios por doquier, villanos hijos de puta de corte y profundidad humana extremadamente ridículas, bizarrismo tragicómico,... habiendo, además, un par de guiños a la Trilogía de la Venganza de Park Chan-wook.






La dirección de Joon-ho, como siempre, presenta algunos planos secuencias muy interesantes, algunos de ellos de gran complejidad, debido a la estrechez del escenario -toda la acción se desarrolla en un tren-, aunque, pudieron usar croma y hacer los fondos por ordenador. Pero conociendo a estos coreanos, lo más probable, es que la gran mayoría fueran auténticos decorados Old-school. En tal caso, APLAUSSED, os lo habéis currado un huevo. De igual manera, elogios para los encargados de vestuario y maquillaje. También presenciaremos planos muy originales, gracias a la fotografía de Kyung-Pyo Hong, con quien, ya, trabajó en "Mother".






Los actores; no sé hasta que punto sé o no de interpretación, pero a mi modo de ver; están todos soberbios, y los personajes genialmente caracterizados, empezando por un Chris Evans que finalmente se ha destapado como un actor a tener en cuenta. Me creo su dolor, su humildad, su rabia y su determinación. Es de lejos, su mejor interpretación hasta el momento, y lo logra gracias a un director que comprende y sabe dirigir a sus actores. Lo más llamativo, es que a diferencia de Park Chan-wook, que con "Stoker" (2013), adaptó su forma de dirigir a los actores (con resultados, igualmente excelentes a su trabajos previos), Bong Joon-ho, ha logrado mantener su forma de hacer cine, consiguiendo que los actores occidentales interpreten de una forma más cercana a la naturalidad del cine surcoreano, donde nada es tan grandilocuente como siempre nos hacen creer en el cine occidental. Para mí, eso es un plus en todos los aspectos.



Del elenco protagonista, para mí el más flojo es Jamie Bell. Aunque cualquiera palidece al lado de monstruos interpretativos como John Hurt, Tilda Swinton, Olivia Spencer o un tipo muy famoso cuyo nombre no voy a decir -es un SEÑOR actor y se ha codeado con grandes como Sean Connery, Clint Eastwood o Susan Sarandon-. Por no mencionar a dos habituales de Joon-ho: el actor surcoreano, Song Kang-ho que interpreta lo que sea necesario, siendo su seña de identidad, la naturalidad. Tiene un amplio registro, como ya ha demostrado en las numerosas películas en las que ha participado, pongas lo que le pongas, siempre lo va a hacer bien. Tenemos también a la joven actriz, Ko Ah-sung, que ya apareció en "The Host", como la hija del propio Song Hang-ho, lo que les convierte en una pareja de lujo en pantalla. Hay mucha química entre ellos, siendo cada una de sus intervenciones unos de los mayores alicientes para disfrutar del film. Muy logrado el contraste entre los actores coreanos y los actores occidentales, este encuentro o "choque" cultural es una maravilla que deberíamos presenciar en más ocasiones. Dado que el personaje de Evans es el que más interactúa con el dúo coreano, estos habrán ayudado al actor americano para adaptarse a ciertas formas interpretativas. Especial mención para una breve escena de "lucha" entre Evans y Kang-ho, con estilo cien por cien asiático. (Tal vez lo esté exagerando, pero ver esta forma de interpretar en un actor occidental, me ha encantado).

Menudo par de fieras. Más películas juntos, por favor.

L@s más jóvenes de la película, l@s niñ@s, adquieren un especial protagonismo. Con los diálogos de algunos concretos, nos partiremos de risa al tiempo que nos horrorizamos pensando: "Dios mio, somos un puto rebaño". Chapeau para tod@s ell@s.


Los efectos digitales, no son una maravilla, pero cumplen su función, ayudan como buenamente pueden en el desarrollo de la cinta. Tengamos en cuenta el presupuesto con que contaba Joon-ho, 39.200.000$, lo cual está muy por debajo de cintas de corte "similar" como "Elysium",115.000.000.$, u "Oblivion" (Joseph Kosinski, 2013) 120.000.000.$




A nivel personal, prefiero unos efectos digitales normalitos mientras la película, en su conjunto, mantenga un nivel de calidad, y aquí tenemos un producto muy por encima de la media y aportando ideas nuevas al género. Ya que la Sci-Fi, es un género en auge, donde por desgracia abundan ideas primigenias o premisas interesantes que al final caen presas de los convencionalismos, sólo películas como: "Moon" (Duncan Jones, 2009) / "District 9" (Neil Blo, 2009) / "Mr.Nobody" (Jaco van Dormael, 2010) / "Origen (Inception)" Cristopher Nolan, 2010 / Looper (Rian Johnson, 2012) / "El atlas de las nubes (Cloud Atlas)" (hermanos Wachowski, 2012) y "HER" (Spike Jonze, 2013) están bendiciendo con diferentes e impresionantes enfoques y lecturas al género. Y a esta excelente lista, se suma ahora "Snowpiercer",  por lo que Bong Joon-ho, vuelve a demostrar su versatilidad para desempeñarse en cualquier género, siendo ejemplo de buen hacer del que muchos realizadores deberían aprender, dejando tanta magnificencia, propia de las cintas occidentales, y mostrando que con poco se puede hacer mucho.

Guiño a la portada del cómic que os he puesto al comienzo

Esto es sólo el principio...

Me encantan =)

Elenco inolvidable

Mención especial para la música. Brillante la composición de Marco Beltrami -el cual ha mejorado, notablemente, en los últimos años- casa perfectamente con la atmósfera de la película, aunque en algunos puntos puede hacerse algo redundante -ya sé que estoy viendo algo jodido, que lo que presenciaré es cruel-. En ocasiones, una imagen acompañada del silencio más absoluto, es suficiente para encogernos el corazón...

Para terminar, os dejo con el trailer de la película y un clip de animación a modo de precuela:





Nos leemos

RONDI

2 comentarios:

  1. Finalmente la he visto, aunque por internet; me he terminado quedando con las ganas de verla en el cine porque no la han estrenado en mi ciudad. Y me ha gustado mucho, así de buena tendría que haber sido la regulera Elysium...

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con tu apreciación respecto a Elysium. Bong Joon-ho ha creado la película de ciencia ficción de más rabiosa actualidad creada en mucho tiempo. Una película que deberían mostrar en los primeros años de instituto. La escena de la escuela es sencillamente SUBLIME. Si acaso la película se ve lastrada, en momentos, debido a un ritmo muy pausado y alguna "incoherencia" argumental, es una joyaza que no dudaré en comprarme. Se dice que no es la mejor cinta de Bong Joon-ho. y tal vez no lo sea, pero su atrevimiento y múltiples lecturas, entre otras muchas sorpresas, la hacen una obra indispensable, porqué es, en esencia: LA VIDA.

    Muchas gracias por tu comentario.

    P.d: Eres la única persona que me ha escrito en los últimos meses... gracias por seguir apoyando.

    ResponderEliminar