Entradas populares

Compañer@s de camas...separadas

martes, 10 de diciembre de 2013

Expocómic 2013: Y ya van XVI...para mi ONCE. (Nanananaaaaana...)

¡Saludos damos y caballeras! 

¿Que tal el fin de semana? ... Yo dpm, con una infección en el cuarto dedo de la mano izquierda debido a una herida mal curada. Lo que se traduce en... EXPOCOMIIIIIIIIIIIIIIIIC...


Y como dice el título de la entrada, ya van dieciséis ediciones, que se dice pronto. Dieciséis años brindando a la capital de un evento comiquero de bastante prestigio, aunque todavía alejado de los grandes del mundo, entre los que se incluye el Salón del Cómic de Barcelona (al que me moriré sin ir, a este paso) o mecas como la Dragon*Con de Atlanta o la grande grandísima Comic*Con de San Diego (lugar al que todos los amantes de los cómics deberíamos asistir al menos una vez en la vida... un sueño por cumplir)... habría que sumar convenciones de manga/anime, pero lo curioso es que, mientras que en las convenciones de cómics se incluye el manga/anime, en las convenciones de manga/anime se excluye el cómic, lo cual me toca los huevos, ¿por que no hacer eventos que unan ambos formatos? ¿acaso el manga y el cómic (sea este de donde sea) no son lo mismo, simplemente de origen diferente? Si acaso, tienen formas de narración y estilos gráficos diferentes, pero ¿no emplean el mismo medio para contar y transmitir sus historias? ¿Acaso ambos estilos no se influencian el uno al otro?...

LA VIDA EN VIÑETAS de Will Eisner
cómic americano
EL GARAJE HERMÉTICO de Moebius
cómic europeo 
AKIRA de Katsuhiro Otomo, manga

MONSTER  de Naoki Urasawa, manga

PERSEPOLIS de Marjane Satrapi, cómic iraní,
de influencia franco-belga

Entonces que cojones... perdón, es un tema que me toca la fibra. Cierto es, que sólo he puesto un ejemplo del vasto universo que comprende la producción de cómics y que hoy día, la mayoría de cómics "occidentales" se hacen a color, mientras que en el manga se sigue optando por la sutileza e intimidad de los tonos blancos y negros que da la tinta. 
Extrapolemos esto al cine. ¿Acaso no se considera cine a toda aquella técnica que proyecta fotogramas de forma rápida y sucesiva para crear o dar la impresión de movimiento? Porqué hasta ahora no he oído nada de que no se considere cine a los films oríginados en Japón o Egipto o la misma España. ¿Que son tipos de cine diferente?, claro está, como que cada país son miles de culturas distintas, pero el cine es cine, igual que el cómic es cómic, se llame este novela gráfica, manga o tebeo, pues todos ellos tienen por base y norma el concepto de ARTE SECUENCIAL. Por lo que reitero: el formato puede cambiar o ser diferente pero el medio es el mismo. Si tenéis dudas al respecto leed: Eisner/Miller, vais a aprender mucho sobre el mundo de las viñeta; de su pasado, su presente y su posible futuro, y más, mucho más. 



Dicho esto y habiéndome quedado a gusto; soy más de expocómic que de expomanga, aunque como ya vengo denunciando desde hace varios años, el expomanga ha comido terreno a expocómic, convirtiendo a este en una extensión de expomanga. De modo que expocómic mantiene su seña de identidad, unicamente, gracias a los stands, cada vez más escasos, de cómics donde adquirir números sueltos o colecciones descatalogad@s, así como rarezas y merchandising peculiar. El resto del evento, a excepción de los autores invitados (suelen ser muy diversos y casi nunca nipones, pues estos son invitados en expomanga), tiene la continua presencia de stands y organizaciones relacionadas, unicamente, con el manga/anime, lo cual no considero malo, pues adoro el manga, pero sigo sin comprender esta discriminación hacía el cómic en su formato "occidental". De tal manera que luego se celebra el expomanga y salvo varios aventureros, es casi imperceptible la presencia del cómic "occidental". Supongo que la popularidad del manga/anime durante la última década conduce a esta división, pero no sé, ¿por que separarlo cuando podemos hacer un macro evento haciendo homenaje a ambos formatos a la vez, así como a todo aquello que va implícito en este tipo de convenciones: juegos de rol, videojuegos, cine, cosplay, fanzines, merchandisings, promociones de escuelas y academias de ilustración...? 

Una vez que he soltado lo que pienso, no puedo evitar acordarme de mis once años asistiendo de forma ininterrumpida a esta celebración anual. Aunque Expocómic data del 98, yo no supe de su existencia hasta noviembre de 2002. Fue durante un descanso ente clase y clase, echando un vistazo al periódico gratuito: "20 minutos" o "Metro", no recuerdo bien ni el titular, pero si recuerdo que ese día me llevé el periódico a casa para comunicar tan magnífica noticia a mi señor padre: principal culpable de que ame el rock y los cómics de forma tan apasionada.

El evento se celebraba (a diferencia de hoy día) del 21 al 24 de noviembre, en el Centro Cultural Conde-Duque y yo estaba dispuesto a asistir sí o sí. No recuerdo muy bien el motivo, pero finalmente mi padre me llevó al evento y por supuesto, entró conmigo (pobre, no sabía donde se y me metía).  Por aquel entonces el evento era conocido como Hobbyland 2002: Expocómic y Expogames (con los años se quedó en Salón Internacional del Tebeo de Madrid o Expocómic).

Recuerdo que hacía un frío de la órdiga, aunque no sé si era sábado o domingo. El caso es que llegamos a las inmediaciones del recinto y aunque había cola para entrar, no era ni la cuarta parte de lo que se genera hoy día. No tardamos mucho en acceder y una vez que lo hicimos nos regalaron un cómic a cada uno:  Spider-Man: La mano muerta Dientes de Sable: En la zona roja


Me quedé bastante alucinado, fue una grata sorpresa que iría a más. Conforme empezamos a andar miré a todos lados, y sólo había stands llenos de cómics, antiguos, actuales, rarezas, de todo y yo no cabía en mi mismo de gozo. En ese momento aprendí la grandeza existente en el ritual de observación de una fila interminable de cómics; ese proceso de ir ojeando y pasando uno por uno cada cómic, ese proceso que no muchos entienden y que para cualquier coleccionista jamás será lento, aburrido o tedioso y mucho menos, poco fructífero.  Al contrario, pues el mundo del cómic premia la paciencia, la perspicacia y la capacidad de observación, así como la picardía y en última instancia, el conocimiento... y el dinero XD... 

La siguiente historia está basada en hechos reales:

- Conocimiento: Si conoces el producto, estás al día de las novedades y eres un estudioso del material añejo, te convertirás en un buen coleccionista, y mientras que para otros pasarán desapercibido cómics de mucha grandeza o ediciones maravillosas tu lo percibirás en micro segundos y tu reacción irá siempre acompañada de una gran exclamación que te llevará las manos a la cabeza y a dar gritos casi orgásmicos: El combate del siglo y primer crossover DC/MARVEL - Superman vs Spider-Man


- Paciencia: Hay muchos cómics en este tipo de stands, y a veces topas con un montón o fila de cómics que no te llaman lo más mínimo la atención. No desistas, míralos todos, nunca sabes que puedes encontrar. Tanto aquello que llevas años buscando como aquello que jamás llegaste a buscar porqué creías que nunca encontrarías: Spider-Man Blue, Nº 30 Dragon Ball tomo blanco, Aliens: Guerra contra la Tierra o Punisher vs Batman.








Perspicacia y observación: Los ojos más atentos son los que se llevan los mejores cómics a mejor precio. ¿Por que comprar el cómic de La Boda de Superman por 10€ cuando a dos metros puedes conseguirlo por 5?



- Picardía: Una vez divisado el objeto de deseo, debemos ser los primeros en lograrlo, y si una mano extraña está apunto de cogerlo, aun siendo por error, debemos llamar la atención de dicha mano y para ello, todo vale: "Madre mía, como está la chica del cosplay de Rei Ayanami, no deja nada a la imaginación" y si eso no funciona pues HULK SMASH!!!... por otro lado, debemos saber como regatear a los astutos vendedores, que a veces se sobrepasan con los precios, otras son muy majos y hasta da cosa que te lo dejen tan tirado de precio, aun así, una ganga es una ganga, y aquí va implícito el dinero. Sin el cual, pues todo lo anterior no sirve de nada... 



Bueno, retomando mi aventura por mi primer expocómic, debo decir que vi muchas cosas pero no puede dedicarle tanto tiempo como hubiera deseado pues mi paciencia y ganas de desmenuzar cada stand chocaba con las prisas de mi padre; quien de joven poseyó varias colecciones de Los Vengadores, de la revista 1984 y libros de ciencia ficción, entre ellos la primera edición de El ojo de la mente de Star Wars (primera novela que expandía el universo SW)... por circunstancias (muy hijas de p...) perdió tan impresionante herencia, en una mudanza... lo cual le recrimino de vez en cuando, jeje. Vimos todo aquello y una vez acabado, aprendí otra cosita, a llevar papel y boli para anotar objetos de deseo, precios y stand en el que se encuentran para hacer comparativas, por tema de precios, conservación del ejemplar, mejores ediciones, etc. y tras ver todo el recinto, que tampoco daba para mucho y ver la exposición de El ARTE DE STAR WARS EN EL CÓMIC Y EN LA ILUSTRACIÓN realicé la que fue mi primera compra en un expocómic, y la única de aquel día que curiosamente no fue un cómic, sino una figura de Gokuh SS3 articulado con diferentes manos, puños cerrados, manos en Kame Hame Ha, y ropa de quita y pon y aunque conservo la figura, no así la caja, pondré una foto que he encontrado, ya que no me apetece hacer una foto del mío (pereza extrema):


No es la mejor figura del mundo, pero me gustaba y siempre será un grato recuerdo de mi primer expocómic, junto a esos cómics de regalo y al hecho de que mi padre me acompañó en el comienzo de tan grande aventura. Comenzada, para mi, hace once años y que desembocaría en cumplidoras visitas año tras año. A veces solo, otras acompañado, pero siempre con ganas de disfrutar de este evento y por estar rodeado de millares, por no decir millones, de cómics. (y conocer gente nueva, interesante, mozas coslplayeras y firmas de autores)

Al año siguiente, 2003, se volvió a celebrar en el mismo sitio: Centro Cultural Conde-Duque, y fue un poco más de lo mismo, con la salvedad de que se había estrenado Hulk de Ang Lee y se hizo en la entrada de la carpa una figura enorme de Hulk, estaba la mar de chula. No recuerdo mucho de ese evento, la verdad, sólo que volví a asistir con mi padre, esta vez daban un único cómic: X-Men La película - Precuela 


Cómic, que por cierto, ya tenía... ¡oooooh!. Creo que se lo regalé a algún amigo, no lo sé.
Lo verdaderamente reseñable fue la compra que realicé. La recién editada: MARVEL SECRET WARS. Una edición muy cuidada que recopilaba los doce cómics del primer gran crossover de Marvel, artículos realizados por el, siempre, genial Julian M.Clemente, y prólogos de diferentes series: 



Con esta mirada nostálgica hago frente a mi undécimo expocómic, al que asistiré, unicamente, el jueves 12, debido a los maravillosos horarios de trabajo, a lo caro del transporte (a pesar del convenio de descuentos para ir en tren) pero ¿y el metro?, debido también al precio de la entrada que ha subido un euro: ahora son 6€... pensaréis: RATAAAAA... ya bueno, la cosa está realmente chunga... y finalmente y el mayor motivo: que los fines de semana se pone hasta arriba y es imposible dar más de cuatro pasos seguidos, al igual que imposible es acercarse a los stands sin tener que esperar diez minutos o más. Paso de agobios, quiero disfrutar del evento no darme de empujones con todo quisqui. 

Dicho esto, ya contaré que tal este nuevo expocómic y contaré, en la medida en que mi memoria lo permita, todas y cada una de mis vivencias por allí a lo largo de los años... ale, buena semana y quienes vayan al evento, que lo disfruten a más no poder.

Nos leemos 

RONDI

No hay comentarios:

Publicar un comentario