Entradas populares

Compañer@s de camas...separadas

sábado, 7 de septiembre de 2013

DRAGON BALL: Música, alimento del anime


Hubo una época, a mediados del siglo XX, en que un compositor, ucraniano, de cine quiso revolucionar. Dicho compositor se llamaba Dimitri Tiomkin y tuvo la descabellada idea de comenzar las películas con canciones sencillas y melódicas, en ocasiones más accesibles que las orquestaciones sinfónicas que poblaban el cine de la primera mitad de siglo.


 Su buen hacer en películas como High Noon/Solo ante el peligro (1952), Gunfight at the OK Corral/Duelo de Titanes (1956) o The Alamo/El Álamo (1960), fueron una gran influencia que traspasó barreras: 
1 - Siendo una de las señas más distinguibles del Western.
2 - Convirtiéndose en un elemento a imitar por futuras producciones, fueran películas, series y como no, Anime.


Aunque el anime en Japón se producía desde 1907, en forma de breves cortos animados, no fue hasta 1917, de la mano de la compañia Tenkatsu que se realiza el primer film de animación japonesa: Imokawa Mukuzo, Genkanban no maki (Mukuzo Imokawa y el guardián de la entrada), a esta producción siguieron otras muchas y posteriores series, pero fue la influencia de Tiomkin la que hizo que hoy día nuestros animes favoritos tengan esos opening y ending tan pegadizos e imposibles de olvidar.  

Ahora, con la llegada de Dragon Ball Z: The Battle of God / La batalla de los dioses, estoy repasando la música entera de Dragon Ball, para mi EL MANGA/ANIME por excelencia con permiso de ASTROBOY, AKIRA, MONSTER o EVANGELION, así pues, me apetece compartir los grandes temas del anime, no sólo de DB, de todos los que al menos yo conozco, y de aquellos que nos han acompañado durante toda nuestra vida y que no deben jamás caer en el olvido. No sólo por lo que significaron durante nuestra infancia y adolescencia, también porqué musicalmente son una delicia que perfectamente pueden escucharse día a día y deben hacerlo.

Pero antes, seamos conscientes de las virtudes de la música del anime. 
Por un lado tenemos Opening y Ending, los créditos iniciales y finales cuya música se caracteriza, habitualmente, por pertenecer o estar compuesta por grupos y músicos japoneses de todos los estilos habidos y por haber, siendo un registro muy amplio y habiendo composiciones para todos los gustos, multitud de estilos e influencias donde predomina, normalmente, un gran gusto y respeto por la música con mucha melodía y la rítmica, con unos músicos que hacen gala de una técnica asombrosa. No como aquí, que los grupos que ponen música a las series son El canto del loco, Pignoise o Fran Perea, entre otros muchos patatas (sin ánimo de ofender, ejem ejem)... 

Siguiendo con la gran técnica que derrochan los músicos japoneses, es fácil encontrar grandes solos ya sean de guitarra, teclado o lo que se les pongan en gana.
Lo positivo de esta gran colaboración entre las productoras de animación y los músicos, es que grandes canciones que muchos no podríamos conocer, llegan a nosotros gracias a animes que sin dicha música estarían algo cojos. Un círculo perfecto del que los espectadores somos los grandes beneficiados.

Dicho esto, hay Opening y Ending memorables, ¿no te lo crees?, presta atención:

Primer Opening de Dragon Ball - Makafushigi Adventure!/ ¡Aventura Mística! 

Japonés:


Castellano:



Y para los lectores del otro lado del charco, he aquí la intro en español latino:


Memorable, ¿sí o sí?...

Algo curioso a la hora de trasladar el opening de una serie es que antiguamente se traducía y la música se retocaba, de hecho habréis apreciado las diferencias en la instrumentación. Hoy día, normalmente, se deja la música de los créditos intacta así como el idioma, aunque hay excepciones. ¿que es mejor? Yo prefiero lo original en la mayoría de casos, pero es cierto que al crecer con estas canciones/versiones y otras muchas, la nostalgia puede a mi parte pureta. Sobre el origen de la traducción, debo decir que la versión en castellano se traducía directamente de la versión francesa, (somos así de cutres) osease, la traducción de una traducción, así pasaba, que nuestra letra nada tenía que ver con la versión latina cuya traducción se hacía directamente del japones por lo que solía ser más fiel.

En España al existir la diversidad dialéctica, el anime y sus canciones fueron dobladas al catalán, al gallego y al euskera. Sin ánimo de ofender, no pondré dichas versiones pues la mayoría de los españoles crecimos con el doblaje castellano y es el que va estar presente en el blog. No por ello, hay que olvidar que sin la intervención de TV3, cadena de televisión catalana, tal vez ahora no escribiría sobre Dragon Ball, pues fue la primera en hacerse eco del éxito que estaba cosechando en Francia y entre la chavalería de la zona y la que quiso traer a España las aventuras de Goku y cia, luego vino Planeta de Agostini que trajo el manga y el resto, ya sabéis como continua.

Sigamos con más música perteneciente a los créditos finales de la primera etapa de D.B:

Primer ending de D.B -  Romantiku Ageru Yo/ Yo te ofrezco un romance


Castellano:

Español latino:


El otro apartado a tener en cuenta es la música dentro la propia serie, más conocida como "background music" o "score" (partitura), que constituye gran parte del música de cada episodio y suele ser orquestal. Aunque en las últimas décadas la música que acompaña a los animes opta por todo tipo de estilos, jazz, blues, tecno, trance, rock, metal, hip hop, funky... según lo que la historia requiera.
Dragon Ball junto con Captain Tsubasa/Oliver y Benji, tiene de las mejores y más memorables "Score" que podemos recordar aquellos que nos criamos con Goku, Oliver Aton, Seiya, Chicho Terremoto, Juana y Sergio, etc, con fragmentos que nunca se olvidarán. (No me olvido de Kenshin, Evangelion, Trigun, etc, pero ya llegarán)




En el caso de DB la música recayó en manos del gran Shunsuke Kikuchi, famoso compositor desde los 60, de series y películas del género "Sentai" (tipo Power Rangers pero en Japón, que es de donde nace la idea original y viene de tiempo atrás, como podéis comprobar) y "Kaiju" (Godzilla, Gamera y demás). Luego su labor se extendió al anime siendo uno de sus trabajos más conocidos "Doraemon", y teniendo en su haber más de 300 bandas sonoras.

Kikuchi tuvo el honor de realizar, para DB, una BSO u OST, (como prefiráis)  de gran nivel musical y reconocible por todos a pesar de los limitados medios de los que dispuso para componerla: Timbales, pianos, batería y percusiones, guitarras eléctricas, violines reforzados con sintetizadores, trompetas, saxos y alguna que otra flauta y fagot. Una pequeña orquesta en comparación a grandes sinfónicas que han participado en otros animes.
La conclusión es que saca un gran partido a cada instrumento y crea una atmósfera increíble llena de matices para cada momento, predomine en éste, el humor, la aventura, la acción, el drama o la tragedia. Otro de los elementos más a tener en cuenta en la bso de DB es la influencia de la música spaguetti western de Ennio Morricone, lo cual hace de este repaso una auténtica maravilla.

Dragon Ball OST -  Dai Nijuuikkai Tenka-ichi Budokai



Dragon Ball OST - Shenlon Shutsugen


To be continued...

Nos leemos

RONDI

P.d: Venga va, la pongo: Cha-La  Head  Cha-La (aquí conocida como ¡LUZ, FUEGO, DESTRUCCIÓN!)

Japones:

Castellano:



Español latino:



No se vosotros, pero ahora mismo tengo una sonrisa de oreja a oreja y un subidón del copón. 

2 comentarios: