Entradas populares

Compañer@s de camas...separadas

viernes, 26 de julio de 2013

¿Relato Corto?: "La última esperanza..." y mucho más

"¡LARA  LOR - VAN!"... Pronuncio a pleno pulmón un completo desconocido recién llegado. En el acto, levantamos la mirada acompañadas de una expresión:

Servidor: "Me cago en la ....", "venga va, dáselo a él"
Acompañante: "¡Putada!"
El Camello: "Relajaos todos, que debo comprobarlo primero..."



En décimas de segundo, toda ilusión se desvaneció. Toda una semana planificando ese momento: las 10 de la mañana del día 11 de julio de 2013. Toda una semana imaginando los posibles escenarios y siempre el mismo resultado, Superman: Hijo Rojo en mi poder. No había forma de que me arrebatasen el trofeo. En mi mente así estaba escrito y así fue, hasta las 9:56 de la mañana, momento en que Acompañante y Servidor, charlando sobre la fragilidad de las "verdaderas amistades", vislumbramos, a unos 40 metros, a un tercero en discordia, un joven desconocido que parecía ir equipado con carteles luminosos que decían: VENGO A POR EL CÓMIC DE SUPERMAN... mi trofeo. Fue entonces cuando recordé: - "¡Mierda, la contraseña! Corre, mira la página de ECC en Facebook" -


El joven desconocido, puso sus ojos sobre los míos sabiendo que llegaba en segundo lugar, pero que tenía cierta ventaja, pues él, comenzó a buscar la contraseña 40 metros atrás. 
Los nervios y la impotencia se apoderaron de Servidor:
- "Puto móvil, no me carga: ¿La tienes Compi?" -
- "Espera ¿que debo buscar exactamente?" -

No hubo respuesta a su pregunta, solo una sombra veloz que se dirigió hacia El Camello, que puntual, 9:58, llegaba a su cita diaria con su amada tienda, fuente de felicidad en forma de toneladas de papel impreso con grandes historias que contar.

- "¡Buenos días!" 
- "Buenos días hombre, si que has venido pronto" 
- "Te dije que estaría el primero. Aun no tengo la contraseña, pero sabes que llevo esperando en la puerta desde las 9:30... ¡Por favor!" - Lancé una fútil súplica (o eso pensaba yo), que obtuvo como respuesta:
- "Bueno, vamos a ver que pa...  
"¡LARA  LOR - VAN!" -




El resto, ya lo sabéis. 





...
...
...
O tal vez ¿no?
...
...
...

- "¿Vais a pasar?" -  Preguntó el joven desconocido mientras sostenía, gentilmente, la puerta.

- "No, gracias, en un rato entramos" - (por lo bajo) - "Porqué como entre ahora te estampo la cara contra una estantería" -

- "Bueno, se nota que es joven, un tipo más mayor hubiera respetado el que tu estuvieras antes. Lo que siempre digo, hay maneras y maneras, esta desde luego, no ha sido la más educada o acertada por su parte"

- "Razón no te falta, pero la culpa ha sido mía por no mirar antes la contraseña y por no disimular cuando he ido a hablar con El Camello. Bueno, ya que estamos aquí, habrá que pasar, así compro el segundo tomo de EX MACHINA. Que pena que no leas cómics, porqué este es otro nivel, en serio, es uno de los mejores cómics que leído, es increíble, es..." Un sin fin de elogios salieron de mi boca, dicho cómic bien los merece. Una vez dentro, fuimos testigos de como nuestro querido Camello revisaba la contraseña, haciéndose efectiva la entrega de un magnífico ejemplar de Superman: Hijo Rojo para el joven desconocido, el cual orgulloso, no era para menos, posó con su trofeo para la foto que ECC publicaría en Facebook.

- "Míralo por el lado bueno, te has librado de la foto, jeje" 

- " Si bueno, un "alivio" "

Una vez asumida la derrota, Servidor divaga por la tienda, ajeno a la conversación sobre fantasía y juegos de mesa que mantienen el joven, el acompañante y el tendero (ninguno más bueno que el resto, ninguno más malo que los demás, sobre quien es más feo, no es algo que aquí debamos juzgar...). Examinando los diferentes cómics, Servidor hace tiempo, esperando a que su adversario parta con premura para hablar con El Camello y poder sacar un poco de la rabia que le consume. Sin embargo, los planes del joven son bien distintos. Servidor, frustrado ante tal perspectiva, opta por la elegancia, así pues, acercándose al joven, le estrecha la mano y le felicita por ganar y haber logrado tan magnífica adquisición. El joven, sorprendido, agradece el gesto y de repente, la tensión desaparece.

Pasan los minutos y Servidor continua analizando el entorno: Ultimate Spider-Man, El regreso del Caballero OscuroMidnight Nation, The Autority, La cosa del Pantano, ... todos grandes cómics que no alteran su semblante serio y desencajado. Es entonces, cuando una sombra se cierne sobre él, diciendo: 
"Toma. Este cómic es mejor que el que ha ganado él"  -
Y así, la vida mostró a Servidor que aun hay personas en las que creer, en las que confiar, en definitiva, que aun hay esperanza.


                                                                                             FIN

(Es mi peor relato, pero tenía que contar este hecho, real, de forma un poco distinta a como normalmente se haría, al menos, debía intentarlo)

Como si del mismo Superman se tratara, El Camello: mi camello y el de muchos otros, dio sobradas muestras de ser un Gentleman, esa figura que se ha perdido en el tiempo y que tan bien representaba Cristopher Reeves y que ha recuperado Hugh Jackman.
Sin tener porqué, mi camello, más conocido como Siles, tuvo el maravilloso gesto de reconfortar mi pesar, ofreciéndome un valioso regalo. Valioso, primero por el gesto en sí. Cualquier otro vendedor, comerciante (a fin de cuentas quieren ganar dinero, como todo hijo de vecino) no hubiera tenido ese detalle con un cliente. Es decir, no estamos hablando de una grapa de 3€, no, estamos hablando de un tomo recopilatorio de tapa dura; eso sí, de Planeta de Agostini (2008);  cuyo precio es de 20€, casi cinco euros más que la edición actual de Superman: Hijo Rojo de ECC. No se vosotros, pero yo, detalles así los valoro y mucho. Más aun, cuando se trata de un cómic tan excelente, co-guionizado además por el mismísimo Richard Donner, que sin gustarme sus películas de Superman, lo cual quiero que quede muy claro, es evidente que dejó su huella en el personaje, y en este cómic plantea junto al guionista Geoff Johns la premisa de lo que podría haber llegado a ser SUPERMAN 2 con los medios y la tecnología de hoy día pero con un buen guión. En los lápices, un Adam Kubert, que si bien, no tiene el toque realista de su hermano Andy, se atreve a experimentar mucho más que él con la narración gráfica y nos regala algunos de los Splash Page más sorprendentes que he visto recientemente y planos muy atípicos que parecen sacados del cine, ofreciendo así, un trabajo impecable.
La historia que plantea el cómic es una delicia, permitiéndose el lujo de darle un tirón de orejas a Superman Returns, pues corrige un detalle demasiado importante que pasaron por alto en dicha película y que Kevin Smith ya vaticinó, a su manera y con su peculiar humor, en la peícula Mallrats (1996).

                                                                        Comienza en el segundo 0:35...





Pero este no es el único ¡Zas, en toda la boca del cómic!, lo mejor de todo es que estaba preparado para lo que vendría después, concretamente, preparado para Man of Steel, película que intenta desvincularse de las mejores versiones de Superman planteadas en los últimos años "Superman Birthright" y "All Star Superman" y sin embargo parece intentar emular, sin éxito, la propuesta narrada en El Ültimo Hijo. Vi primero la película, no me gustó, ahora que he leído el cómic, me gusta aun menos, porque han cogido muchas de sus ideas y en vez de saber aprovecharlas las han vapuleado. En favor de la película diré, que en el cómic, Superman ya es un héroe consagrado y en la película se inicia como superhéroe, de modo que aun debe iniciar su camino como héroe y por lo tanto, hay elementos del cómic que no hubieran encajado en la película bajo ningún concepto, de hecho, la película sienta algunas bases e ideas interesantes que por desgracia, a mi modo de ver, se diluyen conforme transcurre el film. De modo que, ya que coges elementos de un cómic, al menos esos que cojas, no los cercenes, pues las referencias son constantes:

                                                                                   SPOILERS

El General Zod y su séquito como villanos de turno, la zona fantasma y sus naves, invasión por parte de Kryptonianos, intervención militar por parte de los humanos, destrucción por doquier de Metrópolis, etc, además de un intento de dramatismo muy adulto. La gran diferenca entre uno y otro, es el resultado de dicha carga dramática. En Superman: El Último Hijo, el final nos demuestra cuan parecido es Superman al ser humano y que su verdadera debilidad no es la Kryptonita, sino el amor y la necesidad de amar. De darle, a un hijo, lo que Pa Kent le dio a él. Sin embargo en la película, todo el drama se evapora, primero, por situaciones incomprensibles que distorsionan el significado de la relación entre Pa Kent y Clark. Segundo, porqué el clímax final rompe todo el drama creado con un "truco de magia" nada mágico. Y no me refiero al hecho de que la película repentinamente se convierta en Transformers 4.0, sino al final, cuando muere cierto ser y a otro cierto ser, se la bufa, así como el que de repente todos estén felices y contentos. Metrópolis acaba de ser arrasada y a muerto un montón de gente inocente, pero como han sobrevivido los cinco personajes principales, todo es alegría... Y vivieron felices y comieron perdices... Sí, cuanta carga dramática, ¡Ay, que me abrumo!, si esto es hacer una película seria y adulta, yo soy Mr. Universo y mañana mismo me fichan como guionista de "The Amazing Octopus-Man" (The Superior Spider-Man, por si alguien no lo había pillado). 

Por cierto, a ver si notáis la diferencia entre una imagen y otra. Chupa chups para el primero que acierte.


Fotograma sacado de la película "Man of Steel",
sin trucos ni montajes 

Página de Superman: El último hijo
Ya que estamos con Man of Steel, ¿para que cambiar de tema?. En El Último Hijo, como ya he dicho, Metrópolis queda un poco bastante machacada (ni la mitad que en la peli, eso sí) pero no por culpa de Superman, pues hace lo que puede por salvarla, no como el Super de MoS, y me da igual la argumentación de que nunca ha luchado contra nadie y que carece de experiencia en dichos conflictos. Creo que es una excusa sin más. Lo cual me conduce a una respuesta interesante. Pa Kent, en la película, le abronca durante su adolescencia por salvar vidas y poner en peligro su "identidad secreta" o por la posibilidad de revelar accidentalmente sus poderes, teniendo esto en cuenta, normal que luego Superman sienta empatía cero por el ser humano, es decir, no tiene contacto con casi nadie, no tiene amigos, al menos en la peli no se le ve ninguno, por lo cual es asocial y sin contacto con el mundo y sin experiencia de vida durante su niñez y adolescencia, ¿ande andan Lana y Pete?, ¿por qué Clark debe ser tan tan paría que ni siquiera le permiten conservar los únicos amigos que ha conocido en su juventud a lo largo de sus 75 años? y lo más importante ¿como ha aprendido a discernir entre lo que está bien y lo que está mal, si cuando hace el bien le riñen?. (Me alegro de no ser Superman, tendría que dejar morir a mi padre aun pudiendo salvarlo... absurdo). No me extraña que se líe a destrozarlo todo sin medir las consecuencias, pero ¡eh!, no pasa nada, es el Superman "moderno" y reinventado que el mundo necesita... ¡Y UN CUERNO!... ¿Queréis reinvención y originalidad? Superman: Hijo Rojo de Mark Millar, cómic que finalmente compré, ya que estaba en la tienda, me llevaba el pack completo a casa, jeje. Otro gran cómic, tan bueno, tan bien narrado y tan comedido visual que no ideologicamente, que no parece de Mark Millar XD, donde se nos presenta a un Superman que no cayó en Smallville (Kansas), sino en la Ucrania perteneciente a la URSS, en 1938. Una nueva visión de Superman, que se erigirá líder mundial y  tendrá la opción de utilizar sus poderes, no solo para salvar vidas sino para cambiar la forma de vivir y entender la vida de toda la humanidad, vidas perfectas, sin hambre, sin muerte, pero ¿a que precio?. Es tan complejo lo que Millar presenta en este cómic que merece un estudio detenido y minucioso, problema, que a pesar de lo bueno que es, queda eclipsado, a mi entender, por una obra aun más compleja creada en los años 88-89. Un dúo imposible, Stan Lee y Moebius, nos regaló una pseudobiblia llamada "Parábola", protagonizada por Estela Plateada, Galactus y la humanidad y sus eternas cuestiones existenciales, planteadas y "resueltas" (nadie tiene la verdad absoluta) de forma tan magistral, que para mi, es imposible que alguien pueda igualar, al menos en el noveno arte. (Nunca digas nunca, ya lo sé, pero es que Stan Lee está pletórico en este cómic, además, la manera en que nos da de hostias a todos los seres humanos es para replantearse muchas cosas. Creo que eso, no todas las obras lo consiguen).


Croquetando. Mil gracias a SILES (El Camello), dueño y señor de la, para mi, excelente tienda de cómics GOTHAM CENTRAL, por haber tenido tan impresionante detalle conmigo, por hacerme el ganador absoluto del concurso de ECC, aunque el mundo no lo sepa, por mostrarme que aun hay gente que puede sorprenderte gratamente, por ofrecer esperanzas aunque solo sea en cosas más livianas de la vida, como los cómics, aunque muy importantes para quienes amamos dicho medio y por darme a conocer tan magnífico cómic, el cual me ha permitido ver un lado de Superman que desconocía y me ha hecho comprender parte de su magia y sus posibilidades, en las manos correctas, como personaje.


Y gracias por EX MACHINA...  Obra Maestra. Los 100€ mejor invertidos de mi vida... o ¿no?, espera, que consulto con mi Master Replica del sable de luz de Darth Vader XD...

Gotham Central: Calle Ferrocarril, 22, Getafe (Madrid) --- https://www.facebook.com/pages/Gotham-central-comics/197718960328449

Nos leemos

RONDI

P.d: En el tomo recopilatorio de "Superman: El último hijo", se incluye la historia "Escape de Mundo Bizarro", donde aparece una página que logra transmitir todo el significado y la magnitud de la relación entre Pa Kent y Clark, en solo una página. Ya podrían aprender ciertos cineastas... "El que tenga oídos, que oiga" Mateo 13, 9.

No hay comentarios:

Publicar un comentario