Entradas populares

Compañer@s de camas...separadas

martes, 29 de enero de 2013

"The Punisher: Año Uno"

Todas las vidas nacen y mueren pero solo unas pocas, tienen un origen.

Tomo recopilatorio de Forum, publicado en 1998

Diario de Guerra de Punisher:
La felicidad es efímera...si se consigue, rapidamente nos es arrebatada. Hubo un tiempo en que supe que significaba la felicidad. Por aquel entonces era conocido como Frank Castle. Castle tenía una familia. Su esposa María y sus hijos, Bárbara y Frank jr, murieron...Castle no tuvo tanta suerte...la mafia y un ajuste de cuentas...Dios no se llevó las almas de su familia, no. Sus almas fueron acribilladas por una humanidad condenada. Dicen que en el día del Apocalipsis todos seremos juzgados por Dios. Hasta que ese día llegue, no permitiré que Dios, nuestro señor, se aburra. Le enviaré toda alma podrida que encuentre a mi paso. He dedicado más de una década a enviarle regalos diarios. En el mejor de los días, ha llegado a recibir un centenar. Dios debe saber, que me acuerdo tanto de él, como él se acordó de la familia de Castle.
¿Cielo, infierno?. Cuando se pierde lo que más se ama, ya se vive condenado y Castle no estaba dispuesto a ello. Castle murió y su muerte originó mi venida...
Mi venida no es fruto de la venganza. Ese es un motivo no válido, solo una respuesta emocional indigna, no mejor que el acto que lo provoca...Estoy aquí para librar una guerra. 
Comenzar esa guerra, fue el origen de mi vida y el origen de mi vida, es EL ORIGEN DE VUESTRO CASTIGO...
Objetivo: Los Rosseti...considerar rutinas observadas...hábitos irregulares, viajan constantemente, no son fáciles de seguir... ...

El Punisher de la línea Max...al más puro estilo
Tarantino o Guy Ritchie

La gran mayoría conocemos al justiciero que primero dispara, segundo, vuelve a disparar y luego si eso, pregunta, no sin antes  volverte a disparar o algo peor. ¿Por qué?, porque es su guerra, su misión en la vida, acabar con toda rata criminal que puebla la Tierra. Pero ¿como empezó su andadura?, ¿como llegó hasta él tal epifanía? Es lo que descubriremos con "The Punisher: Año Uno", miniserie de cuatro capítulos, creada en 1994 por los guionistas Dan Abnett y Andy Lanning con ilustraciones de Dale Eaglesham y entintado de Scott Koblish, y recopilado en España, en un tomo de tapa blanda por la extinta "Forum" en 1998. Cómic que compré hace unas semanas con cierto temor, no sabía casi nada sobre él, pero ha resultado ser una excelente, emotiva e intrigante lectura. "Año Uno" es un magnífico repaso por los orígenes de nuestro castigador favorito.

Todo lo que no se conocía desde el asesinato de los Castle hasta el primer acto de castigo contra la mafia responsable, es aquí desvelado con gran pulso gracias a una historia al más puro estilo cine negro. Todo comienza con un excelente Splash Page a dos páginas que es toda una declaración de intenciones: Este cómic no es uno de tantos, una vez que empieces a leerlo te sumergirás de lleno en el viaje más doloroso, traumático y torturador que una persona puede experimentar. Nunca antes se contó con tanto detalle el proceso que recorre Frank Castle hasta convertirse en "The Punisher". (Al menos antes de 1994).


Seremos testigos de su sufrimiento, de como se odia a sí mismo por haber sobrevivido y su familia no. Frank será pasto del alcohol y la soledad, donde las secuelas que dejó en su mente la guerra, serán sustituidas por una peor experiencia que convertirá el suicidio en la mejor de las opciones. Seremos testigos de como su testimonio para localizar a los responsables del asesinato es pisoteado por la corrupción policial y de como la única persona en que Castle confía se aprovecha de su situación para sacar tajada y obtener en exclusiva la noticia del año.
Seremos testigos de como todo explota entre las manos de un marine y padre de familia que sobrevivió a la guerra de Vietnam solo para conocer el verdadero horror en su propio país, un país por el que puso en juego su vida y que le devuelve tanto sacrificio asesinando a su familia y mirando hacia otro lado, dejándole solo ante el dolor que supone perder a la mujer que amas y a tus hijos. Finalmente, Frank muere desconsolado, dando paso a un nuevo ser lleno de rabia, en cuyo vocabulario no existe la palabra PIEDAD... tan solo, CASTIGO.

Para que os hagáis una idea, si realmente quieren adaptar "The Punisher" al cine, que cojan este cómic, tal cual, porque es una joya. La trama está perfectamente desarrollada y al final de cada capítulo nos tienen con el corazón en un puño creando una situación a cada cual más peliaguda, y aunque se sabe o se intuye que sucederá, (todos sabemos como acaba o comienza, según se mire, la carrera "justiciera" de Punisher), la atmósfera de suspense que se logra durante todo el cómic es magnífica. Si alguien pensaba que Frank decide liarse a tiros contra todo maleante nada más sucederse el asesinato de su familia que vaya cambiando el chip, porque pasa por un largo proceso, equivalente a una condena en vida a la que se suma, la corrupción, mentiras y ser el objetivo nº1 de la mafia, hechos que finalmente desembocan en el inicio de su guerra particular.

Es un cómic muy cuidado y de lo mejor que hizo Marvel durante esa época, recordemos que Marvel durante los 90 atravesó una crisis creativa de proporciones cataclísmicas, casi todo era un despropósito, hubo excepciones y esta fue una de ellas. "The Punisher: Año Uno" no solo se salva, sino que lo hace con nota gracias a un guión excepcional, mimado al milímetro. Primero, el contexto histórico, ambientado poco antes de la primera aparición de Punisher en "The Amazing Spider-Man #129", un gran gesto el que no intentasen modernizar los orígenes de nuestro "Harry, el sucio", particular. Enlazan perfectamente con la continuidad arácnida gracias a la aparición de ciertos personajes y mostrando la forma de vestir, de peinarse y los vehículos de la época. Algunos guiños son verdaderas golosinas.


La trama no solo refleja la forma de actuar de las mafias: Sin testigos. También se realiza una seria crítica a la corrupción policial y al sensacionalismo en los medios de comunicación así como una pequeña pulla al sistema sanitario estadounidense.
La madurez y crudeza con que se aborda la pérdida de una familia, brutalmente asesinada, y las secuelas que deja sobrevivir a una guerra, son asombrosas. ¿Hasta que punto un ser humano, por duro que sea y entrenado en situaciones extremas que esté, es capaz de hacer frente a dos hechos tan trágicos?
Sin decirlo abiertamente, también reflejan como las personas nos valemos de la Fe para mantener vivos a quienes se han ido. No necesariamente una Fe cristiana, o mejor dicho, una fe definida, sino al hecho de creer que en algún lugar volveremos a reunirnos con nuestros seres queridos y que mientras tanto, estén donde estén, nos escuchan, nos amparan y nos guían cual ángel de la guarda.


Una trama perfectamente hilvanada, que reparte estopa en muchas direcciones antes del colofón final donde Frank Ca...digo Punisher, da rienda suelta a sus conocimientos en combate para comenzar a CASTIGAR.

La parte gráfica cumple, con ilustraciones bien realizadas pero sencillas, en cuanto a que no están muy recargadas, (los cómics de la época comenzaban a ser demasiado barrocos y recargados). Aunque hay muchas viñetas de extrema simpleza éstas se entremezclan con otras donde se opta por un elevado realismo y un mayor nivel de detalle sobre todo en primeros planos, algunas viñetas gran tamaño, donde los objetos: Fotografías, botellas de whisky vacías, archivos policiales nos cuentan todo. Mención especial para los geniales Splash Page, ilustraciones que corresponden a momentos verdaderamente impactantes que se quedan grabadas a fuego en nuestra retina.

Por otra parte, me sorprende el grado de realismo alcanzado por parte de los autores, muy a lo "Watchmen", donde no se incluyen líneas de movimiento, por ejemplo, cuando un personaje corre o lanza un puñetazo. Es una ausencia inusual en los cómics Marvel que en este caso satisface, gracias al dominio de Dale para dotar de movimientos realistas, a la ropa, el cabello u elementos que rodean a los personajes, como la lluvia o el humo, que nos indican a la perfección que un movimiento se está llevando a cabo.
Narrativamente, Dale, tiene momentos magníficos con composiciones de página muy originales mientras que en otras, no se si por el guión o por decisión del propio Dale, se realizan cambios de "escenario/lugar" que en mi opinión están mal planificados, restando coherencia al ritmo de la historia. Afortunadamente, la narración en las secuencias están por lo general bien desarrolladas, ya sea en combates o acciones como recoger una caja, destaparla, examinar su interior, coger y palpar su contenido...


Otro aspecto que me ha gustado, es la evolución del color a lo largo de la historia, yendo de menos a más, siendo el capítulo final un fabuloso juego de luces y sombras que casa a las mil maravillas con la situación que se está narrando. Son varios los coloristas que participan en el cómic: Cap.1:  Marie Javins, Cap.2: Justin Gabrie y Cap3-4: Colin Jorgensen (este último, un crack).

Mención para el excelente portadista Vince Evans, que utilizando bocetos del  propio Dale Eaglesham, crea una serie de cuatro portadas que son auténticas maravillas. Es más, sino hubiera sido por la excelente portada inicial, el cómic no me hubiese llamado tanto la atención.


"The Punisher: Año Uno" es un excelente cómic, que no intenta redefinir al personaje, simplemente, contarnos los elementos desconocidos que condujeron al nacimiento de  "El Castigador" pero siendo totalmente fiel al espíritu de los cómics del personaje con Mafias, muertes de víctimas inocentes, policías corruptos, una justicia fallida, más muertes de inocentes y un merecido castigo, ingredientes a los cuales sumamos un acercamiento profundo a la psique de nuestro atormentado protagonista que nos permite conocer una parte de él que hasta ahora no habíamos conocido. Un buen guión muy bien conducido, con un apartado gráfico que en general cumple e incluso nos deleita en ciertos momentos con geniales ilustraciones y nos conduce correctamente a su genial desenlace, del cual se podría hacer perfectamente un "Año Dos"...mmm ya tengo trabajo XD.
En definitiva, uno de los mejores cómics de "The Punisher" y uno de los mejores "Año Uno" que he tenido el privilegio de leer.

Esta imagen no tiene nada que ver con el cómic de hoy...
pero había que ponerla. Que pose...Oh, Yeah!

No es venganza es, CASTIGO...


Nos leemos

RONDI

7 comentarios:

  1. Gran reseña. Me has dado muchas ganas de leerlo, aunque seguramente no lo encuentre.
    Punisher es uno de mis personajes favoritos de Marvel. Su origen me parece uno de los más trágicos del mundo del cómic, y un personaje que cambió el mundillo de los justicieros callejeros.
    DnA son unos guionistas mas que competentes y son capaces de renovar cosas muy trilladas, como han demostrado en su apoteosica etapa del cosmos marvelita.
    Las portadas son brutales.
    Muy buena reseña, de nuevo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias...la verdad que no me gusta mucho como me ha quedado pero no ese día no estaba muy inspirado.

    La labor de los guionistas en este cómic es soberbio y a partir de ahora me plantearé leer más cómics suyos, creo que es la primera vez que leo algo de ellos así pues, tengo un delicioso trabajo por delante.

    La tragedia que envuelve a este personaje y como lucha contra su dolor es realmente lo que más de uno desearía llevar a cabo: EJECUTAR a más de algún Hijo de su mala madre...

    Lo dicho, gracias por tus palabras =)

    ResponderEliminar
  3. Me ha convencido, me gustaría leerlo!!

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Desde luego, lo es.

      Muchas gracias por comentar. ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Siendo un year one tiene el aire noir o de novela negra que se vio en Batman year one, me encantan las portadas y la trama y los planos son una maravilla visual con trazos de los 90`s del siglo pasado, despues de esto leeré mi colección de the punisher que los tengo completos al fin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos. Gracias por pasarte por el blog y por tu comentario. En efecto, es un cómic muy notable y que ha quedado un poco en el olvido. Una pena dada su calidad argumental y visual. Las portadas, de las mejores que he visto en mucho tiempo.

      Eliminar