Entradas populares

Compañer@s de camas...separadas

lunes, 21 de enero de 2013

"Les Misérables" de Tom Hooper

"Los Miserables", primera película del año que veo en el cine con sus respectivas primeras sorpresas, para bien y para mal.  [La reseña es extensa, pero si la leeis entera, teneis un pequeño premio al final de la misma y no vale hacer trampas =)] 


La película nos narra una historia de redención, supervivencia, amor, odio y revolución ambientada en la Francia del S.XIX. Historia basada en la novela homónima de 1862 escrita por Victor Hugo y que fue adaptada como musical en 1980, con música de Claude-Michel Schönberg y letra de Alain Boublil y Jean-Marc Natel.
La reseña contiene elementos de la trama
y de algunas escenas, pero no llegan a destripar,
pues la mayoría conocen la historia, la gracia
reside en ver y escuchar como nos cuenta dicha historia

24601, es la numeración con la que se conoce a Jean Valjean (Hugh Jackman), un ex convicto que luchará por obtener la redención. Valjean es repudiado por la sociedad y perseguido por un implacable y rígido inspector de policía, Javert (Russell Crowe). Cuando toda esperanza por recobrar su honor parece perdida, su vida cambia de la mano del Monseigneur Miryel (Colm Wilkinson, antiguo Jean Valjean del músical), del cual conoce el poder de la compasión y el perdón. Desde ese momento, Valjean dedica su vida a ayudar a los más necesitados. De esta manera, conocerá a Fantine (Anne Hathaway), una antigua trabajadora de una fábrica regentada por el propio Valjean. Fantine, madre de una pequeña llamada Cosette (Isabelle Allen), deberá ejercer la prostitución para sacar adelante a su hija, pero las calles y suburbios de París no tendrán piedad de ella. En el lecho de muerte de Fantine, Valjean realiza la promesa de cuidar y proteger a Cosette como si fuera su propia hija. Mientras tanto, el pueblo francés se prepara para una revolución que cambiará el curso de la historia en Francia y la vida de nuestros protagonistas.

Todos conocemos el origen de esta ya clásica historia y de no ser así, no preocuparse que hacemos un repaso "rápido" desde su nacimiento hasta nuestros días. 


En 1862, el político y escritor francés Victor Hugo publica una novela de estilo romántico, ambientada en la Francia de la primera mitad del S:XIX (1815-1848), la restauración monárquica y las revoluciones de 1830 y 1848. 
Una historia, que basándose en la lucha por la supervivencia sirve como denuncia a la situación en la que Francia estaba sumida. Una crítica a la política del país, a sus leyes y a su sistema judicial, a la extrema diferencia entre ricos y pobres, y a la escasez de ética, donde los propios pobres se pisaban unos a otros y donde la mentalidad reinante era que la única igualdad entre los poderosos y los miserables se obtenía con la muerte. Política, justicia, religión, ética, desigualdades sociales, opresión, libertad, el amor romántico y familiar...la eterna lucha entre el bien y el mal representada de forma magistral a través de dos personajes de fuerza arrolladora y realmente complejos como son el ex convicto Jean Valjean y el Inspector de policía Javert, inspirados en "Eugène François Vidocq", (personaje real), fue un delincuente que acabó siendo policía y creó la Sureté Nationale.(Policia nacional francesa). Finalmente, seremos testigos de la influencia y el poder que tiene en la vida de los demás el perdón y la redención.

La novela sobrepasó las fronteras de Francia y ha sobrepasado las fronteras del tiempo, su historia es tan universal que causó y causa un gran impacto y junto a "El jorobado de Notre Dame", ha convertido a Victor Hugo en el escritor francés más importante y laureado de su tiempo.
Desde que se publicó la novela en 1862 hasta el día de hoy se han realizado multitud de adaptaciones, la primera de ellas fue una película muda realizada en 1906, desde entonces ha habido muchas adaptaciones, las  más recordadas son la película del director Jean-Paul Le Chanois de 1958, la dirigida por Bille August en 1998 con Liam Neeson (Jean Valjean), Geoffrey Rush (Javert), Uma Thurman (Fantine) y Claire Danes (Cosette) y la miniserie dirigida por Josée Dayan en 2000 con Gerard Depardieu (Jean Valjean) y John Malkovich (Javert). También hay cortos y versiones animadas como un anime creado en 2007, pero si hay una versión que revolucionó tanto como lo hizo la novela fue, es y será el musical creado por Claude-Michel Schönberg y Alain Boublil en 1980. Sin embargo, lo mejor estaba por llegar. Un disco con la música de la obra fue escuchado por el excelente productor teatral, Cameron Mackintosh, que no tardó en realizar una  adaptación reescrita al inglés por Herbert Kretzmer, siendo estrenada en 1985 en el Barbican Theatre con una aceptación tibia, pero tras una reescritura y recortes en la duración de la obra, el éxito fue cuestión de tiempo, trasladándose al Palace Theatre donde permaneció en cartel hasta 2004, año en que la obra fue trasladada al Queen´s Theatre, siendo así la obra más representada de la historia. En 1987, el musical cruzaba el Atlántico para ser estrenado en Broadway con un  éxito clamoroso. Allí ha permanecido en cartel durante 16 años de forma ininterrumpida. El musical llegó a España en 1992 donde Mackintosh se implicó de manera especial junto a Plácido Domingo y José Tamaya convirtiendo "Los miserables" en el primer gran musical de nuestro país.


Con el paso del tiempo, la obra ha sido adaptada en 42 países y traducida a 21 idiomas siendo siempre la adaptación creada por Cameron Mackintosh la base de todas ellas, llegando hasta nuestros días con el film de Tom Hooper donde nuevamente, la versión del musical producida por Mackintosh es la base de tan ambicioso proyecto, donde el productor ve cumplido su sueño de trasladar al cine la obra que él ha convertido en la más representada de la historia, un círculo que inició su trazo en 1985 y llega a su culmen 25 años después, un cuarto de vida dedicada a una de las obras más imperecederas del ser humano y que por fin tiene la película que se,  ¿merece?...

Si, en gran medida. Es obvio que estamos ante un proyecto que tiene a sus espaldas mucha historia y sobre el que hay millones de ojos puestos, por lo cual, recae sobre él mucha presión.
Mackinstosh reafirmó en 2005 su deseo de trasladar el musical a la gran pantalla, alegando que necesitaba un director que supiera captar el espíritu del musical, que su magia no desapareciese en el traslado a la gran pantalla. El señor Mackintosh y los compositores de la obra pueden estar satisfechos, pues su objetivo se ha visto cumplido con creces, eso sí, siempre que cojamos como referencia las versiones 10º y 25º aniversario del musical, (un dato muy importante que se le está escapando a todo el mundo en todas las críticas que he leído), por lo tanto el espíritu del musical queda intacto por no decir mejorado, de modo que estamos frente a un producto que sin ser la  película soñada, llega a nuestros corazones captando toda la esencia y alma del musical.

Antes de continuar, hay que aclarar varios aspectos:

1. No es un musical al uso, apenas hay líneas de diálogo, todo es cantado lo cual sería genial si la película estuviera mejor llevada, le falta transición entre las canciones y desarrollar los saltos de tiempo y espacio que al no ser explicados, nos confunden. La solución que yo hubiera dado es, desarrollar esas transiciones como en una película muda, sin que los personajes hablen y con música. Por supuesto, música instrumental, de modo que tendríamos una explicación visual de los cambios de lugar que nos ayudarían a comprender cuando y como llegan a tal sitio, además de ser  llevados de la mano por la excelente música de Claude-Michel Schönberg y en mi opinión, la película hubiese sido más atrevida y tal vez, completa.
Digo esto pues ayer vi "West Side Story" por primera vez y aunque es una gran película, me ha servido para confirmar mi rechazo por el genero musical en según que películas. Mi rechazo viene a que no soy partidario de hacer películas cuyos personajes repentinamente se arranquen a cantar en plan happy, prefiero que toda la película sea cantada, sin partes habladas o como en el caso de "Los Miserables" con breves frases que ayuden para narrar la situación. Soy así de raro, pero gracias a a la película de Tom Hooper, que es en un 98% cantada, me he dado cuenta del motivo que me echaba para atrás respecto a las películas musicales (salvo aquellas que traten o hablen del mundo del espectáculo: grupos, conciertos, teatros musicales, cabaret,...). Creo que "Los Miserables" ha abierto una puerta muy interesante y que si se explora podemos dar con un genero musical realmente brillante.

2. Es una adaptación calcada al musical. Coge elementos del libro pero son escasos, de manera que a los seguidores acérrimos de la novela les puede parecer insuficiente, sobre todo en la revolución de los Estudiantes, la relación entre Cosette y Marius o los secretos entre Valjean y Marius, aspectos tratados con no demasiada profundidad y otros directamente obviados. Aquí el verdadero protagonismo recae en una lucha entre el bien y el mal representados por un muy virtuoso Jean Valjean y un obsesivo y cegado Javert.

Aclarado estos puntos, ¿de quien es el mérito de trasladar con acierto la esencia del musical a la gran pantalla?


En primer lugar, de la música. Las composiciones que realizara en su día Claude-Michel Schönberg junto con la letra de Alain Boublil y posterior reescritura al ingles de Herbert Kretzmer, son una verdadera obra maestra del cuarto arte que ha ido mejorando con cada nueva revisión donde se han ido realizando cambios en los soliloquios, los coros, los pequeños detalles como tocar según que fragmentos con instrumentos diferentes, más percusión y una mayor orquestación y utilización de nuevas técnicas de sonido que no existían por aquel entonces dotando de mayor fuerza a unas piezas musicales de por si magníficas. Ser capaz de contar una historia tan dramática, con ese cúmulo de emociones, con tanta profundidad y con una música tan compleja pero accesible para cualquier oído, y que además, mejore con el tiempo, es digno de alabanza. ¿Por qué digo esto? Sencillo. Me he pasado la última semana escuchando y/o viendo distintas versiones del musical, la versión francesa original de 1980, la versión inglesa de 1985, fragmentos de la versión de Broadway de 1987 y 2002 y de las versiones españolas de 1992 y 2010, la versión al completo del 10º y 25º aniversario estrenadas en Reino Unido, y al margen de diferencias en la escenografía y coreografías, musicalmente, el tiempo le ha regalado un mejor aspecto a esta obra y si bien es cierto que apenas he ido al teatro o a musicales, en los últimos años he visto y escuchado, gracias al canal francés MEZZO, bastantes musicales, sobre todo Óperas, tanto obras clásicas como obras contemporáneas, lo cual me permite hacer una pequeña valoración: Musicalmente, "Los Miserables" conecta con el espectador de una forma que pocas obras lo hacen y es precisamente lo que se logra con esta adaptación, traernos de forma íntegra la magia del musical incluso amplificando ciertas emociones y mejorando algunas de las composiciones, gracias a la total implicación de los autores del musical original que han readaptado algunas canciones para el registro vocal de los actores, incluso compuesto piezas nuevas como "Suddenly", y supervisando junto a Mackintosh todos los detalles necesarios para captar la esencia del musical, gran trabajo que se logra cuando al loco de Tom Hooper se le ocurre que las canciones se graben en directo, durante el rodaje, nada de playbacks, lo cual supuso una idea revolucionaria que encantó a todo el equipo logrando así un resultado sobrecogedor. con unos actores que realizan unas interpretaciones desgarradoras donde cantar e interpretar simultaneamente se convierte en un reto de proporciones bíblicas pero con maravilloso resultado. La forma tan acertada de transmitir y hacernos llegar los sentimientos  y emociones de los personajes alcanzan cotas insuperables, pues no se limitan a cantar sin más, sino que interpretan cantando, los actores ofrecen un registro totalmente nuevo a las canciones dotándolas de mayor expresividad y dramatismo, sus voces se quiebran, se entrecortan, o se liberan llevados por la improvisación pura y donde enfatizan el dolor, la furia, la pasión, la esperanza, de una forma, creo, nunca vista, sacando de si mismos una interpretación vocal y visual apabullante. Realmente, no hay palabras para describir el nivel interpretativo que han alcanzado con esta película.



Todos los actores, todos, están fabulosos. Sus interpretaciones a la hora de gesticular, de mover los brazos sin necesidad de aspavientos, etc, son más comedidas y menos artificiales que en el teatro, logrando una expresividad más realista y una mejor forma de transmitir los sentimientos de los personajes, adquiriendo así, un aspecto mucho más dramático y cercano, que dota de personalidad propia a la película. Canciones como "I Dreamed a Dream" interpretada por una colosal Anne Hathaway hacen gala de ello. Creo que de todas las versiones que he visto y escuchado de esta gran canción es la más apasionada y sobrecogedora. El pequeño llanto seguido de la subida progresiva de tono que realiza en la frase: "As they turn your dream to shame" te llega al alma, ese "SHAME" es épico. El llanto entrecortado y posterior arrebato de rabia en la voz durante la frase: "So different from this hell I'm livingte deja sin aliento y totalmente conmovido y hecho trizas, definitivamente, sentimos el dolor de Fantine en nuestras carnes...Anne Hathaway está nominada al Oscar a la mejor actriz de reparto por esta increíble interpretación y se merece la estatuilla si o si, no solo por esta escena si no por la excelente labor que realiza cada vez que aparece en pantalla. Lo lamento por el resto de candidatas pero Anne nos brinda la que probablemente sea la mejor interpretación de su carrera logrando así, la  versión de Fantine más brillante que he tenido el placer de ver y escuchar. (Apunte, para aquell@s que no lo sepan, es dobladora de animación, ha participado en "The Simpsons", "Family Guy" o el anime de Studio Ghibli "Haru en el reino de los gatos" y ya fue nominada al Oscar por su papel principal en "Rachel Getting Married" de Jonathan Demme. Tenemos Anne Hathaway para rato y gracias a su papel como Fantine, se van a dar de leches por conseguir su participación en futuras producciones). Gran trabajo Anne. 





Igualmente, Hugh Jackman, está pletórico, este hombre interpreta lo que le echen, uno de sus sueños declarados era participar en una película musical y en cuando supo de la producción de "Los Miserables" se lanzó a ello logrando el papel protagonista por el que es nominado a los Oscar de este año como mejor actor principal. Jackman se ha echado a sus espaldas a todo el reparto para crear una línea que seguir, perdió peso y estuvo 36 horas antes del rodaje como preso sin alimentos y sin líquidos para mostrar verdaderos síntomas de desnutrición. Tiene algunas de las escenas más duras del film, tanto a nivel físico como interpretativo y vocal, y las realiza como si fuese algo totalmente natural para él, como si lo primero que hiciese tras despertar todos los días es levantar 100kg de peso con una mano y con la otra prepararse el desayuno mientras se marca una ópera, sencillamente soberbio. Mencionar que gran parte de su magnífica labor se debe a que Jackman, antes que actor de cine, es actor de teatro y musicales, por los cuales ha ganado varios premios Tony (Los Oscar del Teatro) de los cuales ha sido presentador durante varios años consecutivos. También presentó la gala 81º de los Oscar con excelente y divertidísimo resultado.




Jackman, en mi opinión, se ha ganado por derecho propio, entrar en la élite de los grandes actores del cine gracias a su gran interpretación como Jean Valjean.


Russell Crowe ganador del Oscar al mejor actor por "Gladiator", es la contrapartida perfecta como el despiadado Javert. Su presencia en escena es muy poderosa e imponente, tal vez no tenga la mejor de las voces, pero la voz no lo es todo y si saber como usarla, enfatizar las expresiones y así mostrar la fuerza que el personaje necesita. Russell Crowe con su grave voz, ha vuelto a demostrar lo mucho que vale. Su interpretación durante toda la película es grandiosa pero si hay dos momentos que me encantan, son su soliloquio "Stars", realmente conmovedor, soñador pero amenazante, incluso mejor que los interpretados por los actores de la versión 10º y 25º aniversarios, ahí es nada. También me impresionó su énfasis en la frase "Do not forget me", en el tema inicial, "Look Down", esa mirada, que presencia, jamás lo olvidaré, pues dota de mayor personalidad a un personaje al que en los escenarios se hace justicia vocalmente pero a nivel interpretativo, al menos por lo que he visto, queda incompleto y francamente, Crowe hace suyo el personaje. Es cierto que vocalmente no llega a los niveles de la mayoría de sus compañeros pero no le hace falta para mostrar poderío allá por donde pasa. Con ver y escuchar "The Confrontation", el increíble dueto que protagoniza junto a Hugh Jackman, es suficiente para comprender a que me refiero.


Como ya he dicho, todo el reparto raya a gran altura, con interpretaciones llenas de pasión y ternura como la de Amanda Seyfried (Cosette adulta) o de jovialidad y fuerza, Aaron Tveit (El revolucionario Enjolras), es una pena que Tveit no halla tenido más minutos por que tenerle en pantalla es una maravilla. También hay otras interpretaciones de mucho desparpajo, que sin ser tan brillantes dan la talla como la realizada por Sacha Baron Cohen (Thénardier) y Helena Bonham Carter (Madame Thénardier) que logran arrancarnos más de una carcajada. Estos dos, si son igual de excéntricos que sus homónimos de los escenarios, lo cual es genial pues son pequeños Kit Kat entre tanta carga dramática.

Amanda Seyfried / Cosette adulta
Aaron Tveit / Enjolras
Mrs. Thénardier


Aunque todos están geniales deseo y necesito hacer menciones especiales para cuatro de los intérpretes:

La primera de ellas, Isabelle Allen como Cosette de niña. (que nadie parece acordarse de esta pequeña en ninguna reseña o ficha sobre la película). Hasta hace poco su mayor papel había sido interpretar en el teatro de la escuela y ahora, aquí la tenemos ante nuestros ojos y oídos. Su participación es breve, pero cuando está en pantalla se la merienda con su angelical voz y su mirada. Nunca un susurro resonó en nuestro interior con tanta fuerza, "She says: Cosette, I love very much". Desconozco de quien fue la idea de susurrar esta frase, pero en la obra original y  representaciones posteriores dicha frase era cantada y con bastante fuerza, sin embargo, en la película optan por susurrarla y el resultado es inmejorable.


Daniel Huttlestone como el pequeño y astuto Gavroche. No tengo palabras. Menudo fichaje. Este pequeñin ya interpretaba a sus 9 añitos el papel de "Nipper" en el musical "Oliver!", adaptación de la obra "Oliver Twist" de Charles Dickens. Tiene muchas tablas y un talento descomunal, podría dar clases de interpretación a mucho zopenco que puebla la escena Hollywoodiense.





Eddie Redmayne, como Marius. Actor de teatro, cine y televisión ganador de un premio Tony al mejor actor por la obra "Red". Ha participado en películas como "El buen pastor", "Elizabeth, la edad de oro" o "Mi semana con Marilyn" y en series como "Los pilares de la Tierra". Su interpretación roza a mucha altura, no llega a los niveles de Hugh Jackman, pero merece ser alabada. Enorme durante su soliloquio en "Empty chairs and empty tables".



Samantha Barks, como Eponine. Actriz de teatro que ya interpretó a este personaje durante un año en el West End y en el musical 25º aniversario, ¿quien mejor para interpretar a la no correspondida Eponine?. Es la primera película en la que participa y puede que no sea la última, así lo espero. Desde luego, talento tiene, además de una voz maravillosa y una química especial con Eddie Redmayne, cuando ambos están juntos en pantalla el mundo brilla. El momento de gloria de Samantha llega con "On my Own", soliloquio bajo la lluvia del cual afirma sentirse realmente orgullosa, no es para menos, y especialmente en paz consigo misma, pues por primera vez ha sentido la gran intimidad que esta canción sugiere pues hay frases que puede llegar a susurrar y eso, afirma, en el escenario no es posible. (Realmente hay diferencias sutiles y es que en los musicales prima la belleza musical y no tanto la interpretativa, de modo que la propia Samantha, sobre el escenario, canta de forma más preciosista y adornada que en la película donde enfatiza mayor el dolor...y francamente, que hayan logrado algo así, al menos, yo es algo que admiro mucho).

El resto de actores secundarios y extras realizan un excelente acompañamiento en las coreografías sobre todo musicalmente, mención especial para los presos en "Look Down", los pobres de la calle y las trabajadoras de la fábrica en "At the End od the Day", los estudiantes en "ABC Cafe/Red and Black" y el pueblo en el  Epílogo.

¿A que se debe que los actores realicen una labor tan impresionante?. Sencillamente, a la dirección de Tom Hooper, el cual siendo un patoso en el manejo de la cámara y en la sala de montaje, es un director que tiene una sensibilidad especial y se nota por la forma en que conecta con los actores y hace que saquen de si mismos lo mejor que llevan dentro. Eso, damas y caballeros, también es dirigir.
Suya es la idea de revolucionar el mundo de las películas musicales haciendo que los actores cantasen en directo durante el rodaje, nada de playbacks. Nadie mejor que los propios actores para hacernos comprender el verdadero significado y las grandes posibilidades de esta idea innovadora.


Aunque debemos tener en cuenta un detalle. Durante la postproducción introducen muchos arreglos y pueden modificar los tonos, la afinación, etcétera, para que las voces capten y transmitan aun más fuerza, pero eso no resta merito al hecho de cantar en directo y con tan magníficas interpretaciones, llegando a ser, en bastantes ocasiones, mejores que las versiones del musical representados en el teatro. Lo cual, repito, admiro y mucho.

Hasta ahora tenemos una música excelente, interpretada de forma magistral por grandes actores gracias a la libertad creativa que Tom Hooper les brinda con su experimento, el cual sale perfecto a la hora de transmitir las emociones de los personajes y dejarnos con un nudo en la garganta y asombrados por la grandeza de lo que estamos presenciando.

Sin embargo, el mismo Tom Hooper que logra transmitir toda esta magia se encarga de restarle protagonismo con su manía persecutoria, abusando de primeros planos, donde las cámaras además de no parar de moverse, lo hacen de forma imprecisa y con unos técnicos de cámara que en más de una ocasión se nota que chocan con objetos del decorado, lo cual es un poco lamentable, creo yo.
El objetivo de los primeros planos, dice Hooper, es transmitir esa sensación cercana del teatro, sin embargo, lo que Hooper olvida es que está realizando una película, en este caso, una película que se basa en el musical 25º aniversario, el cual, más que una representación teatral con música, es un concierto, pues los intérpretes se colocan frente a unos micrófonos fijos y apenas se mueven del sitio, de modo que interactuan muy poco entre ellos, y teniendo esta versión como base, Hooper ha realizado una película con mucha falta de teatralidad y coreografías. Las hay, pero no somos totalmente testigos de ello, debido a la extrema y constante cercanía de la cámara sobre los actores.
Además, el guión no es que esté muy elaborado, las cosas como son, no profundizan en ciertos aspectos importantes de la historia, como ya he mencionado más arriba. Han optado por calcar el esquema del musical (solo cambian el orden en ciertas canciones), rellenando algunos huecos gracias al libro, y aun con eso, no logran dar una mayor coherencia, pues Hooper nos cuenta la historia soltando canción tras canción, sin tiempos ni pausas, apenas hay transición entre una pieza y otra, y vale que eso funcione sobre las tablas, pero no en una película. No nos da tiempo a asimilar la gravedad de lo que acaba de suceder porque acto seguido te está metiendo otra canción, todo pasa, en general, muy rápido y de forma encapsulada ya que meten el musical entero. Hay muchos saltos de tiempo y espacio, donde no nos explican cuanto y como ha pasado desde la última escena o en que lugar están ahora de modo que estos saltos carentes de desarrollo nos confunden un poco. Ya os he explicado como lo hubiera resuelto yo, aunque podrían haberlo resuelto de otras muchas maneras, la mía me parece más original y acorde al significado de lo que seria la adaptación de una obra teatral, donde los cambios de lugar y saltos de tiempo se resuelven con apagado de luces y música instrumental mientras colocan los nuevos decorados o realizando coreografías al unísono con la música mientras colocan los siguientes decorados, por ejemplo.

Tom Hooper:
"El bueno, el feo y el malo", todo en uno.
Ojo, he puesto una foto en la que sale mu´ apañao,
 que no soy tan cabroncete XD

Hooper se recrea más de lo debido y hay partes que se hacen bastante pesadas debido a esos excesivos primeros planos, los cuales llega un momento que no aportan demasiado. Recordemos que estamos ante un musical y lo suyo sería ver un mayor acierto en el uso de las coreografías y evitar tanto primer plano. Veo perfecto que en los soliloquios los realice y se atreva con extensos planos secuencias como en las mencionadas "I Dreamed a Dream" de Fantine (Anne Hathaway) y "On my Own" de Eponine (Samantha Barks), planos secuencias bastante acertados los dos, sin embargo, en el primer soliloquio de Jean Valjean, se opta por unos planos secuencias extremadamente cercanos a la cara de Hugh Jackman, mal rodados e intercalados de mala manera con ciertos travellings cuyo montaje es bastante desastroso. Visualmente, fastidian el que podría haber sido un plano secuencia memorable con un Hugh Jackman en estado de gracia y por desgracia, cagadas de estas hay unas cuantas más durante la película. (Ojo, yo no sabría ni rodarlo mal. Es muy fácil sentarse a escribir y enumerar errores, sin embargo, considero que cometen fallos y toman decisiones poco acertadas en muchos aspectos y por ello merecen un tirón de orejas. Igual que alabo lo bueno, "critico" lo malo).

Algo que si me ha gustado y mucho, es que en las canciones del pueblo la cámara realiza una rápida sucesión de planos, enfocando a diferentes personas de las calles, de forma individual o en grupo, dando la sensación de que toda la gente del pueblo canta y por tanto, todos son protagonistas de ese momento. El pueblo es uno.
Pero sin duda alguna, los mejores momentos en el plano visual, al menos a mi me lo parecen, son  el inicio de la película con todos los presos tirando del barco encallado mientras suena y cantan la formidable "Look Down", el plano secuencia de Anna Hathaway durante el tema "I Dreamed a Dream", la lucha física y dialéctica entre Valjean y Javert en "The Confrontation", la primera aparición de Gravoche durante "Look Down pt2" y el Epílogo al completo. Esta última escena, aunque es buena, podría haber estado aun más inspirada, eso si, musical e interpretativamente tiene una carga emocional digna de tan épico final.
A pesar de estas menciones el resultado general en el apartado visual es irregular, con momentos buenos, otros menos buenos y otros lamentables...Si amig@s, así es Tom Hooper en el uso de la cámara y en la sala de montaje, pero repito, su trabajo con los actores es descomunal, conecta con ellos y logra que se impliquen a fondo en el proyecto. Todos se han dejado la piel, especialmente Hugh Jackman que fisicamente lo tuvo que pasar muy putas, perdió unos 15kgs para rapidamente tener que volver a ganarlos. La escena de las alcantarillas no está al alcance de cualquiera y Anne Hathaway, de por sí delgada, perdió unos 6 o 7kg para lograr un aspecto más débil y demacrado, además de pedir, ella misma, que le cortaran su preciosa melena rodando una de las escenas. Afirma no ser una actriz de método, pero que este personaje requería un tratamiento especial. Para ella el personaje de Fantine es más que un personaje que representa el amor de una madre por su hija y hasta donde esta dispuesta a llegar por asegurar su bienestar. Para Anne, Fantine es realmente, su madre. Cuando Anne era niña, su madre, Kate McCauley Hathaway,  interpretó el personaje de Fantine en el musical durante la gira nacional y fue su último papel sacrificando su carrera como actriz para dedicarse por completo a su familia. De modo que para Anne era una forma de rendir tributo y dar gracias a su propia madre. Chapeau.





















Tenemos, pues, una película con muchos altibajos. La parte negativa: Un guión poco elaborado, un desarrollo con un ritmo mal llevado y un uso, en bastantes ocasiones, erróneo de la cámara. Lo cual genera momentos que se hacen pesados y eso, en la supuesta "película musical definitiva", no debería pasar.
La parte positiva, además de la excelente música y las magníficas interpretaciones, tenemos unos particulares decorados que transmiten muy bien la sensación de estar presenciando una obra teatral y el trabajo de vestuario que ha desembocado en el diseñador español Paco Delgado, el cual realiza una labor excepcional, no solo intentando ser fiel al contexto histórico y a los diseños del musical, también dotando a la ropa de una caracterización más acorde y totalmente acertada a la personalidad y estado emocional de los personajes. Convirtiendo los ropajes en un actor más. Tan buen trabajo, ha sido reconocido por la academia y opta al Oscar a mejor diseño de vestuario.


Vestido de Cosette adulta
Vestido de Fantine prostituta
Traje de policia de Javert


Ropas de las trabajadoras de la fábrica

Mientras escucho por... ya he perdido la cuenta, la canción "I Dreamed a Dream" interpretado por  una insuperable Anne Hathaway, pienso que más detalles mencionar sobre el film... lo esencial está expuesto, creo, y no deseo extenderme mucho más. Aunque es absurdo decirlo, deseo dejar constancia de que esto no deja de ser mi opinión e intento ser lo más imparcial posible, ya que la gente se emociona más de lo debido y hay quienes catalogan "Los Miserables" de Tom Hooper como una obra maestra de los musicales y otros como la basura más grande jamás creada, y como todo en esta vida, ni una cosa ni otra.
¿Podría  haber sido una obra maestra? Si. Desde luego tenía los ingredientes para serlo.
¿En manos de que director? Del propio Tom Hooper unido, por ejemplo, a Sam Mendes, el cual me parece un director excelente que además tiene experiencia en obras teatrales.
¿Es aburrida, como algunos afirman? Tiene momentos que se hacen pesados, pero en absoluto aburre. Logra captar nuestra atención y al menos yo, deseaba en todo momento, saber como nos contarían lo que iba a suceder con cada personaje y como llegarían a nuestro corazón.
¿Sentimentaloide?...estooo, la historia que nos cuentan no es precisamente para tocar castañuelas. Es una historia trágica que invita a la esperanza y me parece que cumple con creces su objetivo de transmitir los sentimientos y emociones de los personajes y de mantener intacto el espíritu del musical. Es inevitable emocionarte pues es lo que busca. Creo que como cualquiera que haga una película ya sea una comedia, un thriller, una de acción o de terror, su objetivo es transmitir sensaciones y emociones. En los casos mencionados respectivamente: risas, tensión, furor, pánico...en fin, hay afirmaciones que son para mear y no echar gotar.

En el caso de "Los Miserables" usar determinados elementos para conectar con el espectador, no me parece algo deshonesto, al contrario, admirable pues logra su objetivo de llegar a nuestro interior, aunque también dependerá no tanto de la película como de la persona que la vea. Te podrá gustar o no, pero no por ello es peor o mejor, creo yo. Es cierto que tenemos en frente una película que tecnicamente deja que desear pero cuya carga emocional y capacidad de transmitirla y de llegar al espectador es indudable y encomiable.


A nivel personal, prefiero una película que me transmita, a que tenga mucha parafernalia y me deje indiferente. En este caso, no olvidemos que "Los Miserables" de Tom Hooper adapta, en esencia, las versiones 10º y 25º aniversario del musical, por lo que tenemos una gran adaptación, cuya nueva revisión musical, realizada por los mismos autores de la obra original, es perfecta. Música que es interpretada de forma magistral  por un excelente reparto que llevados de la mano por un valiente aunque torpón (en la cámara y montaje) Tom Hooper, nos brindan interpretaciones realmente arrebatadoras nacidas de la magia de la improvisación y que al menos a mi, me han llegado al corazón.
No es el musical definitivo que nos están intentando vender pero desde luego, es arriesgado por toda la historia que tiene a sus espaldas, pero atrevido y valiente por grabar las canciones en directo durante el rodaje, algo nunca antes realizado que se ha conseguido con excelentes resultados y que  es un mundo a explorar muy interesante. Priman sus elementos positivos por encima de cualquiera otra cosa y algo que está dejando claro, es que su visionado y escucha, no está dejando indiferente a nadie.



Los Miserables ha obtenido recientemente, tres globos de oro.
1. Anne Hathaway, mejor actriz de reparto.
2. Hugh Jackman, mejor actor de comedia o musical
3. Mejor película de comecia o musical.

Y está nominada a 8 Oscar, de los cuales, seguramente gane 3 o 4.

1.Mejor Película  -  Ni de coña
2.Mejor Actor Principal (Hugh Jackman) - Debería, pero delante está el mismísimo Abraham Lin...digo, Daniel Day Lewis, así que, en otra ocasión
3.Mejor Actriz de Reparto (Anne Hathaway) - Seguro
4.Mejor Diseño de Vestuario (Paco Delgado) - Probablemente
5.Mejor Canción Original ("Suddenly") - No creo
6.Mejor Diseño de Producción - Podría
7.Mejor Maquillaje y Peluquería  - Muchas opciones
8.Mejor Mezcla de Sonido - Debería

Para acabar, os dejo con un vídeo que llama poderosamente mi atención, no solo por lo divertido que es, sino por los simbólico que es. Hugh Jackman y Anne Hatthaway, dueto en la 81º gala de los Oscar en 2009. Ese día asombraron y mostraron sus credenciales al mundo entero. ¿Casualidad, el destino?...Hay cosas que sencillamente, pasan porqué tienen que pasar. Disfrutadlo.

                                         
                                                                                               FIN


Hugh Jackman te agradece que hayas
leído la reseña entera.

Nos leemos
RONDI

4 comentarios:

  1. Gran reseña. No he visto la película todavía, así que no me la he leído entera por miedo a comerme algún Spoiler, pero lo que leído me ha parecido realmente bueno. Felicidades.

    ResponderEliminar
  2. Gracias. Es una reseña que me ha llevado tiempo ya que la película me impactó mucho y creo que necesitaba de un análisis minucioso.

    Me alegra tu vuelta, ¿que tal los exámenes? Ahora leo tu reseña de Django. La vi el sábado. Me gustó bastante pero hay cosillas sueltas que no me hicieron gracia.

    Gracias por comentar =).

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, cuando veas la película, te invito a que leas la reseña entera =)

    ResponderEliminar
  4. Tarde pero al fin la leí!
    Me ha aportado muchos datos que no sabía! Sobretodo sobre Vidocq, una película que me fascinó en su día. Me alegro de ver esos diseños de vestuario y la mención de la fuerza que imprime Javert el cual me entristece que sea el más criticado...

    En general, comparto tu visión de la película. Me demuestra lo grande que pudo ser y que se quedó a las puertas pero en su conjunto, rebosa humanidad.

    Ah! que majo ese Valjean final, jejeje De nada, muchacho xDD

    ResponderEliminar