Entradas populares

Compañer@s de camas...separadas

lunes, 10 de diciembre de 2012

Leyendo Manga, hoy: "Oldboy" de Garon Tsuchiya y Nobuaki Minegishi

Saludos. 



Comenzaremos la reseña con una pregunta: ¿Que sería lo primero que harías, si tras diez años encerrado en una pequeña habitación, sin ventanas y con una televisión como única compañía, fueses liberado tan repentinamente como te encerraron?


He aquí la situación a la que se enfrenta el protagonista de esta intrigante historia. Pero vayamos por partes. 
En 1996, el guionista Garon Tsuchiya y el ilustrador Nobuaki Minegishi comenzaron a publicar en la "Futabasha Publishers" este peculiar manga, cuya premisa, expuesta en la pregunta anterior, atrae como la luz a las polillas. como dos imanes de distinto polo, como...imaginaos cualquier símil y punto.

Durante la reseña, desvelo algún contenido de la trama pero no llega a ser un SPOILER, creo que he medido mis palabras para no desvelar más de lo necesario, eso si, dejo pistas para aquellos que ya hayan visto la película. =)

Intentando responder a la pregunta mencionada, nuestro protagonista, Shinichi Gotô, se embarca en un viaje de locura que recorrerá diversos puntos de la geografía de Tokyo y de su propia mente, para encontrar a los responsables de su rapto, así como los motivos por los que fue encerrado durante diez años. En el transcurrir de ese viaje, este se destapa como un juego macabro que acaba convertido en una guerra personal, donde las piezas, dispuestas en el tablero, juegan un papel fundamental para hacer y deshacer al antojo de los captores, sembrando dudas en Gotô y en el lector, para traernos una historia con numerosos giros argumentales que nunca preveremos por donde nos conducirán, convirtiendo este misterio en un relato deliciosamente indescifrable, hasta que sus últimas páginas desvelan todo el entramado. Hasta ese momento, nos hemos pasado gran parte de la lectura, inquietos, más nerviosos incluso que los mismos protagonistas y por fin te sueltan la bomba...y una vez que lo hacen, se te queda una cara de tonto muy seria, no dando crédito a lo que estás leyendo. Lo primero que pensé fue: "¿Tantas molestias y mareos, que si pa´rriba, que si pa´bajo para esto?... Mejor vuelvo a disfrutar de la película XD"

Analicemos el motivo de mi "indignada" sorpresa. Como muchos ya sabrán, el manga tuvo su adaptación al cine en 2003, de la mano del director coreano, Park Chan-wook, cambiándose el lugar de la acción a Corea del Sur y siendo protagonizada por el también coreano, Choi Min-Sik (el cual hace un papel increíble). 

Choi Min-Sik interpreta a Shinichi Gotô,
pero con el nombre de Oh Dae-Su.

Probablemente, mi mayor error haya sido ver la película antes que leer el manga y es algo que no recomiendo, pues la película coge lo mejor del manga y lo convierte en algo magistral, pero no quedándose en eso, todos los flecos que el manga deja sin responder, en la película son respondidos, pero espera, que hay más y es que en el final de la película te tiras de los pelos porque lo que acabas de presenciar es probablemente uno de los mejores finales que se hayan rodado en la historia del cine (al menos del que yo he visto), mientras que en el final del manga te tiras de los pelos porque el desconcierto te hace cuestionar si los autores realmente querían contar eso desde un principio o es que se quedaron sin ideas para el desenlace...yo me inclino por lo segundo. Aunque sigamos con el análisis.

Debo decir, que la edición que he leído, ha sido y es, la única edición española que hay. Fue publicada por "ediciones Otaku Manga". entre 2004 y 2006 cuya edición es una de las más descuidadas que he tenido el dudoso placer de degustar.
Son ocho tomos, con unas doscientas páginas cada tomo, en blanco y negro con un formato rústico con sobrecubierta cuyas portadas son similares a las publicadas en Japón y que además sigue el orden de lectura japones.¡Bravo, Yuhu! Hasta aquí, todo normal. Una vez que abrimos el manga y comenzamos a leer, descubrimos:

1: El clásico gillotinado mal calculado, que corta los bordes de los dibujos en ciertas ocasiones,...algo muy habitual en según que publicaciones de manga en España. 
2: Que la impresión, (labores de imprenta) es bastante malilla. Hay viñetas muy oscuras, son un cuadro totalmente negro. Como he leído por ahí, la impresión, en muchos momentos, tiene calidad de "fotocopia".
3: Que la traducción parece sacada del traductor de google. Lo cual hace muy complicado seguir una trama tan enrevesada, restándole muchos puntos a los momentos más inquietantes y de mayor suspense, así como los giros argumentales que carecen del grado de sorpresa que deberían. Tal vez, si una nueva editorial se hiciera con los derechos del manga y lo publicase pero con una traducción correcta y coherente, todo ese suspense estaría mejor canalizado y sería más espectacular, dejando mejor sabor de boca. 

Al fallo de la traducción, hay que sumarle, numerosas faltas de ortografía, faltan letras en las palabras, muchos signos de interrogación (¿) que no dan el inicio de una pregunta, lo cual convierten muchas de las dudas y cuestiones de los personajes en afirmación, noqueando nuestra cabeza y haciendo que nos paremos a meditar lo que está pasando, no vaya a ser que nos hayamos perdido algo, hasta que por fin damos con la clave.(al menos a mi me ha pasado eso). Que pase una vez por tomo, lo puedo perdonar, que pasen varias me parece una tomadura de pelo que ralentiza y entorpece, la lectura y comprensión de una trama tan compleja.
Para colmo, y aquí debo informarme no vaya a ser que me precipite. las dos páginas previas a la página final del tomo 4, están totalmente en blanco... ¿Fallo en la impresión?, ¿Hojas de más? o un recurso narrativo ¿para dar suspense en un momento de la historia que no lo necesita?...Lo dicho, debo informarme. 

Una vez que he reñido la cuestionable labor de "ed.Otaku Manga", adentrémonos en la historia.


Nuestro protagonista desea y debe esclarecer los motivos que le llevaron a esa celda privada. ¿Quien se ha tomado tantas molestias y por qué? y ¿Que pasará cuando se encuentre cara a cara con sus captores?...desde luego en su mente solo entra la palabra, Venganza. Muchas preguntas nos asaltan a lo largo de la historia. ¿Que habrá hecho Gotô en su pasado para acabar ahí? Estamos hablando de un castigo que volvería loco a cualquiera, incluso más de uno se intentaría suicidar, sin embargo, Gotô tiene una fortaleza especial, fortaleza que no sabremos hasta el final, si realmente es algo positivo o es sinónimo de un hombre que oculta a una bestia en su interior, ¿tal vez fue encerrado para evitar que hiciera daño a otros?, o tal vez ¿querían derrumbar su mundo?... o simplemente, ¿estamos hablando de un ser humano normal y corriente que se ha convertido en el objetivo de gente enfermiza y obsesiva, cuyas vidas están tan vacías que esa es la única forma de dar significado a las mismas?...Estás son varias de las preguntas que se nos plantean a lo largo de la trama, donde intervienen un elevado número de personas, que nunca veremos, pero han estado ahí y un número reducido de personajes secundarios, que veremos interactuar con Gotô, donde todos tienen un papel fundamental, algunos serán personas nuevas en la vida de Gotô. Otros, serán antiguos conocidos que deberán ayudarle a recordar y descubrir que fue aquello que hizo o iba a hacer y que le llevó a ese infierno en vida de diez años. Este número reducido de personas no dejan de ser peones dispuestos magistralmente para participar en una guerra donde Gotô y su némesis, cuya identidad se va desvelando poco a poco conforme se desarrolla la historia, son los verdaderos protagonistas, y cuyas personalidades que no sabremos nunca si son realmente o no la mismas, nos harán llegar a un estudio muy peculiar de la mente humana, donde se analizan las aspiraciones del hombre, sus capacidades  para llevar a cabo todo lo que desee y como nos dejamos seducir por una vida cotidiana y monótona donde pasamos sin pena ni gloria cuando podríamos tener el poder absoluto...pero y ¿cuando alcanzas dicho poder?, ¿Que queda?.


Todas estas cuestiones, están fenomenalmente planteadas, pero van perdiendo fuerza conforme llegamos al final de la historia. Cuyo abierto y precipitado desenlace, puede considerarse, bien una genialidad o por el contrario, una falta de ideas por parte de los autores bastante curiosa, ya que desemboca, si se analiza dicho final con detenimiento, en múltiples conclusiones bastante interesantes. Yo sobre todo me inclino por la opción de que nuestras vidas están tan vacías que a veces para que cobren sentido, estamos dispuestos a cualquier cosa, incluso darle relevancia a momentos, hechos y personas que realmente no merecen tal esfuerzo o ¿si?... Salvo que la azotea no te funcione bien del todo, o veas "fantasmas" donde no los hay...

Sobre el protagonista, debo decir, que es en todo momento un títere manejado por sus captores, toda ventaja que parece conseguir hacia su ansiada venganza, es una mera ilusión. A pesar de eso, su fuerza de voluntad y tenacidad hará temblar en más de una ocasión a sus captores. ¿Serán esa fuerza y tenacidad las culpables de convertirle en la víctima de tan maquiavélico plan?...Junto a Gotô tenemos esos personajes de los que os he hablado, donde de los tres que más interactuan con él, destacan principalmente dos, cuya existencia de uno de  ellos en la historia, a veces es  innecesaria, es decir, ¿podrían haberse ejecutado los planes sin esos dos personajes?...sin uno de ellos si, sin el otro, no. Y justamente, ese es uno de los puntos fuertes de la película, que aprovecha a ese personaje dudosamente relevante, que en el manga está cogido con pinzas para darle una importancia mucho mayor, casi vital para así ofrecernos uno de los giros argumentales más grandes y macabros que he visto en mi vida. 



Por otro lado, ese tercer personaje que interactua con Gotô pero digamos que pasaba por allí, también es usado en la película pero con diferentes resultados. Tanto en el manga como en el film, cumple su papel a la perfección y eso que no estaba invitado a la "fiesta" pero finalmente es utilizado como una ficha más dando una carga dramática mejor solventada en el manga, pues dentro de la mente enferma de la némesis de Gotò no entra la violencia física, eso si, psicologicamente telita.... Mientras que en la película, donde la violencia y las escenas cargadas de Ketchup son una constante, corre una suerte bien distinta aunque acorde a los esquemas del film. Lo malo del manga a la hora de tratar con estos personajes, es que su presencia está mal medida, tan pronto aparecen como desaparecen, tan pronto son el foco de atención como te pasas un tomo y medio sin saber de alguno de ellos, y estamos hablando de una historia que maneja pocos secundarios. Debido  a esto, se crea la ya mencionada, dudosa relevancia en la historia, pues en ocasiones la trama avanza sin dichos personajes, hasta que los vuelven a recuperar. Bien es cierto que al final, dos de ellos son importantísimos, aunque en varias ocasiones parecen estar ahí por casualidad. Pero llegado el momento de las revelaciones, todo se comprende a la perfección. Es un manga que requiere paciencia.

Lo que me parece curioso y es una de las cosas que más me ha sorprendido, es como describen a los personajes, tan solo con sus actos y con su forma de interactuar con los demás, en pocas viñetas vemos los puntos fuertes y las debilidades de los mismos, invitándonos a adivinar o deducir que pasará a continuación, como actuaría este o aquel y como podrán ser utilizados. Es uno de los aciertos del manga.

Siguiendo con la trama, todas las cuestiones que se nos plantean y forma de plantearlas son bastante peculiares, pero conforme llegamos al final, se tornan o muy infantiles y un tanto absurdas o verdaderamente estamos frente a una mente completamente enfermiza, traumada pero brillante, cuya inteligencia le da un poder  sobre el resto que unicamente se ve turbada por la existencia de Gotò, de modo, que cuando por fin se desvela el verdadero motivo de todo el entramado, se te queda cara tonto... y por eso, no se si es un final falto de ideas o  una maravilla XD. Ya que, tanto para bien como para mal, sorprende e impresiona. Eso si, carece del grado de impacto existente en el final de la película.



Otra dificultad añadida. Su estructura, el enfrentamiento psicológico entre Gotô y su némesis, la eterna lucha entre el bien y del mal, donde no sabemos quien realmente es el "bueno" y quien el "malo", y el poder de persuasión, inteligencia y malas artes de la némesis de Gotô, el olvido de traumas, el uso de la hipnosis, me recuerdan a algo...¡ah sí!, a una de las obras maestras del manga de suspense, "Monster" de Naoki Urasawa (1994). Hay muchas similitudes entre ambas obras y dado que "Monster" se creó dos años antes que el manga que nos ocupa no me extrañaría que los autores de "Oldboy" se inspiraran e incluso copiaran ciertos elementos de la obra de Urasawa, pero sin la maestría de esta (desde mi humilde opinión). Dejar claro, que es una hipótesis mia, pero hay tantos parecidos que... me hace sospechar. Para mi, "Monster" es una historia mucho más inquietante que "Oldboy", pues el resultado final implica a un mayor número de personas y puede ser catastrófico a nivel mundial... El clímax es bastante más angustioso que en "Oldboy". Al menos, a mi me lo parece...bueno, prosigamos.



Lo mejor de Oldboy, reside en que sabe mantenerte pegado al papel y con bastante nerviosismo por saber que pasará. A pesar de ese cuestionable final, que puede ser considerado infantil o brillante según la perspectiva del lector, es una trama intrigante que engancha y sorprende.

Sobre el dibujo, debo decir que Minegishi, es un gran ilustrador. Sus diseños de los personajes transmiten mucha fuerza, diferenciando lo caricaturesco de los personajes masculinos, sobre todo los dos protagonistas y sus prominentes narices. que dan mayor énfasis para caracterizarlos como seres con un aura especial, que es lo que les convierte en rivales (si, ahora alguno pensará que el motivo era que se pican por ver quien la tiene más grande, la nariz, digo, XD). Las mujeres por el contrario tienen unos rasgos más estilizados donde se hace una clara diferencia entre las mujeres más experimentadas y pícaras, con respecto a la inocencia de una de las protagonistas.

Los modelados, son en general realistas aunque a veces las proporciones y las perspectivas fallan bastante, supongo que las prisas para llegar a las fechas exigidas serán las responsables de ello. Otra cosa llamativa, es que conforme se desarrolla la historia los rasgos más caricaturescos van aumentando, las narices aumentan de tamaño, las sonrisas son más malévolas, los ojos lejos de ser tan grandes como habitualmente en el mundo del manga, aquí tienen unas proporciones muy realistas e inquietantes. Tanto si está hecho adrede como si no, es un detalle que me ha gustado..

Por otro lado, los vehículos y entornos, habitaciones, edificios, calles, autopistas, campos, la ciudad de Tokyo entera,  están cargados de detalles y parecen sacados de una fotografía, llegando a un realismo asombroso. Sencillamente impresionante.




Otro elemento que me gusta mucho, es el juego de sombras faciales que se hace a lo largo del manga, cobrando gran fuerza en los momentos de intriga y en los giros argumentales, donde las caras de los personajes reflejan temor, poder, obsesión, locura, alegría con una expresividad asombrosa que cautiva a las mil maravillas..

Sin embargo, la narración me parece un tanto errónea. Me explico, normalmente los mangas tienen por página como mucho 6 viñetas, aquí nos encontramos hasta con 12 viñetas, lo cual hace que acciones que deberían dilatarse en el tiempo que deberían transmitir sensación de transcurrir lentamente y por tanto estar representadas en viñetas más espaciosas, dan la sensación de ser acciones rápidas ya que están encuadradas en viñetas muy pequeñas y estrechas que normalmente dan sensación de velocidad, no se, el ritmo en ocasiones no está bien medido, el tiempo en el que transcurre la acción también es impreciso, de repente, han pasado dos semanas, o cuando tienes la impresión de que han pasado varios días realmente solo ha pasado uno. Son pequeños detalles que no me hacen especial gracia, pero que no enturbian demasiado el resultado final, donde predominan ilustraciones de gran belleza, con una factura impecable y donde las viñetas de gran tamaño, Splash Page y doble Splash Page son una jodida delicatessen. 




Concretando (que no cocretando... un mal chiste, sorry XD)

Si quieres disfrutar al 100% de este manga, recomiendo:

1: Que sepas japonés y leas la edición original, sin faltas de ortografía, sin incoherencias y sin una pésima traducción, XD
2. No haber visto la película "Oldboy". ( Mejor verla tras leer el manga)
3. No haber leído "Monster" (es la obra por excelencia del suspense en el mundo del manga, a día de hoy me parece insuperable y considero que es una clara referencia para la creación de Oldboy)

Aun así, OLDBOY es un manga muy gratificante, con identidad propia, cuyo original planteamiento y ciertos giros argumentales sorprenden, intrigan y gustan tanto que dieron origen a una de las mejores películas de lo que llevamos de siglo.  Estando en marcha la versión americana por Spike Lee. 
Habrá que estar atentos a posibles reediciones de este notable manga y a los demás trabajos publicados por Garon Tsuchiya y Nobuaki Minegishi.



Nos leemos

RONDI


P.d: Estoy yo pensando, si Park Chan-wook, hizo de un manga notable una película sobresaliente, ¿que haría con un manga magistral como Monster?... ¿Cagarla o crear la película definitiva? XD...Yo y mis paranoias.

4 comentarios:

  1. Gran reseña. Me gusta tu modo de reseñar de manera tan informal y extensa. Ya me gustaría a mí tener la capacidad de sacar tanto jugo a una obra...
    Sobre la obra en sí, poco puedo decir, puesto que ni he visto la película ni he leído el manga... Yo tengo una asignatura pendiente con los productos orientales, tal vez sea porque lo que he visto hasta ahora no me ha terminado de convencer... Pero me da mucha pereza. Algún día me pondré, eso seguro, lo que no sé es cuando. Hay tanta cosa que ver, leer y hacer y tan poco tiempo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias... algo que he aprendido es que si no sabes escribir correctamente, al menos aporta algo, aunque no sepas el que XD. Sobre sacar jugo a la obra, desde que compongo música y he comenzado con los guiones, me he dado cuenta que debo meditar mucho todas las posibilidades que puede abarcar el significado de una obra. De modo, que si me pongo en la piel del autor, podré como autor, ponerme en la piel del oyente o del lector. Aunque siempre primará lo que quiero expresar, aunque la forma en que lo hagas, puede sumar puntos al contenido.

    Se que da pereza ponerse con algo nuevo, cono lo que no estás familirizado, pero te recomiendo que empieces en cuanto a cine oriental, por "Oldboy" y "The Chaser"...si esas dos películas no te gustan, olvida ese mundo XD. Para mi los dos máximos exponentes del cine coreano hasta la fecha.

    En cuanto a mangas... no sabría. Creo que te animaría a leer completo todo el manga de Dragon Ball para ir poco a poco, pues es una obra que ya conoces y que descubrirás elementos muchos más ricos que en el anime. Además de contemplar los mejores combates realizados en papel de toda la historia. Akira Toriyama revolucionó con su arte y su narrativa gráfica. Tras Dragon Ball, unas buenas opciones son, "AKIRA" o "Kenshin, el guerrero samurai".
    Son muchas cosas lo se, pero son lecturas amenas, divertidas, muy emocionantes, con intriga y en el caso de Akira, si te gusta darle vueltas a las cosas, vas a alucinar.

    Yo algún día me pondré con el cómic europeo, que lo tengo olvidado. Es mi asignatura pendiente. En efecto hay poco tiempo, aun así hay gente que lo sabe aprovechar al extremo...como les envidio XD

    Gracias por comentar =)

    ResponderEliminar
  3. Oldboy y Chaser también me parecen dos peliculones y son los dos que recomiendo cuando alguien me pide algún título para empezar a catar cine oriental. Y si piden algo más fuerte, recomiendo Cold Fish que es bastante durilla pero también muy buena.

    Comparto tu opinión sobre Monster, que para mi es la mejor obra de Urasawa y eso que este autor tiene un buen montón de obras de muchísimo nivel. Como thriller me parece impecable y creo que sería buen material para una peli de Park Chan-wook o David Fincher

    ResponderEliminar
  4. "Oldboy" me encantó, sobretodo por su excelente final. Realmente enfermizo y de los mejores final que he visto. "The Chaser" me dejó enamorado. No pierde el ritmo en ningún momento y sus dos protagonistas lo hacen de escándalo. Del mismo director de "The Chaser", te recomiendo "The Yellow Sea". Y del actor Cho Min-Sik, "I saw the Devil". Apabullante, hace de asesino sádico a más no poder.

    Me apunto "Cold Fish". Ah, otro autor que me encanta, el director japonés, Takashi Miike. Sobre todo me dejó helado con "Ichi the Killer". Trementamente dura por lo macabra que es y por el estudio tan analítico que realiza del sadismo y el masoquismo. Realmenta asusta.

    Gracias por comentar =)

    ResponderEliminar