Entradas populares

Compañer@s de camas...separadas

jueves, 8 de noviembre de 2012

Música: Alimento del alma, hoy: Iron Maiden - "Blood Brothers"

¿Quien no conoce a Iron Maiden?


Habrá a quienes su música no le diga nada. Desde luego, no es de mis grupos predilectos. Sí, son legendarios y el máximo estandarte del heavy metal, pero me parece un grupo muy repetitivo compositivamente hablando, como dice un amigo: "la discografía de Maiden es una canción", no estoy totalmente de acuerdo pero si es cierto que tienen demasiadas canciones que se parecen, ahora bien, que sean uno de los mejores grupos que ha dado el siglo XX no es casualidad y es que donde Maiden lo dan todo, es en el directo. Servidor ha tenido el privilegio de ver y escuchar dos veces a tamaño grupo en concierto y son increíbles, tecnicamente impecables, un sonido perfecto y un espectáculo visual apabullante, ingredientes que si se acompañan de canciones como la que hoy os traigo, por mucho que Iron Maiden no te hagan gracia, solo puedes hacer cual lord ingles, quitarte el sombrero y acto seguido reverenciarles.


Iron Maiden nació en Londres, a finales de los setenta, de la mano de Steve Harris, bajista,  compositor principal y dueño casi absoluto de Maiden, que junto al cantante Paul Dianno, los guitarristas Dave Murray y Dennus Stratton y el batería Clive Burr, nos trajeron en 1980 su primer álbum "Iron Maiden", disco homónimo que para mi es su mejor trabajo hasta la fecha (para gustos los colores). Rapidamente llamaron a las puertas de miles de hogares donde los jóvenes tenían un nuevo referente, referente que volvia en 1981 con el álbum "Killers" y con Adrian Smith, supliendo a Stratton a las seis cuerdas. En mi opinión, este segundo disco es también bueno, pero en conjunto de menor factura que el anterior.


Llegado 1982, vino el boom del grupo con el mítico "The Number of the Beast", el cual contiene tres de los himnos de la banda y del heavy metal como son "The Number of the Beast", "Run to the Hills" y "Halloweed by the Name", donde Bruce Dickinson tomaba los mandos de la voz dándole una nueva profundidad al grupo, siendo estas tres las canciones que más se desvinculan de los dos anteriores álbumes y dando paso a los considerados, años dorados del grupo, siendo 1983 el año en que cambiaron de batería, el puesto se lo quedaría el excepcional Nicko McBrain. A estos primeros álbumes siguieron los tres que más definen el sonido Maiden:

Piece of mind - 1983 /  Powerslave - 1984 (para muchos el mejor álbum del banda) / Live After Dear - 1985...





                                                          UN HIMNO A LA VIDA

Para acabar, os dejo con una de mis canciones preferidas de Maiden. "RUNNING FREE", de su primer álbum. Otro temazo. Sencillo, directo y con mucha marcha. 


Nos leemos

RONDI

No hay comentarios:

Publicar un comentario