Entradas populares

Compañer@s de camas...separadas

viernes, 5 de octubre de 2012

Relato corto: "ORIGEN"


Abro los ojos, la oscuridad me envuelve, oigo una risa desgarradora, se me estremece el corazón. Alzo el brazo en busca de luz, necesito ver, saber que todo está en su sitio y lo más importante, que me encuentro solo en la habitación.

Tembloroso aprieto el interruptor, no se enciende, pierdo la calma y sigo presionando cuando esa risa vuelve a sonar, aun más cercana.
Con prisa, me llevo los brazos a la cabeza, me toco la cara, noto humedad seca en mi piel y sigo sin saber nada de lo que ocurre a mi alrededor.
La risa suena cada vez más y más cercana, más y más fuerte. Luz, necesito luz... Huir, necesito huir.

Me desprendo de las sábanas, olvido el calzado, me dirijo al pasillo y aprieto el interruptor de la luz, tampoco funciona. Apoyo la espalda contra la pared, el miedo se apodera de mí. Noto que me observan pero yo no veo nada, la oscuridad me envuelve. Huir, necesito huir.
Me desplazo hacia la puerta principal con decisión, las llaves están puestas, mejor así. Abro la puerta y con la sola protección de un pijama, descalzo, echo a correr.
Frío, tengo frío. Las calles están desiertas, mire donde mire no se atisba señales de vida, pero la carcajada se aproxima y no se de donde procede. Sigo corriendo.

Los cristales de las tiendas me permiten ver si contienen abrigos, calcetines, zapatillas, eso que no tengo… me paro en un escaparate y horrorizado contemplo un rostro blanco y rojo que me mira fijamente a lo ojos. Instintivamente vuelvo a huir. Sea quien sea el que me persigue, me ha acabado encontrando. Su risa no cesa, me sigue y mire donde mire, pase por el cristal que pase solo veo manchas blancas y rojas, el verde se vuelve más predominante, mi perseguidor corre al mismo ritmo que yo, podría cogerme si quisiera, ¿está jugando conmigo? Me estoy volviendo loco, giro la cabeza, todo da vueltas. Sigo corriendo.

Una luz parpadea, son las farolas que siempre oportunas dejan de alumbrar cuando más las necesitas. La oscuridad vuelve a cernirse sobre mí, sigo corriendo, ya no tengo oxígeno suficiente, pero el miedo me guía, cierro los ojos y corro sin pensar. Las risas se convierten en carcajadas incesantes y cercanamente hirientes. No puedo más, necesito parar. Me agacho y bajo la cabeza. Durante un momento no oigo nada…
… algo me roza la pierna, abro los ojos sobresaltado, levanto la mirada.

El asfalto se ha convertido en tierra embarrada. Las farolas son ahora tétricas y amenazantes copas de árboles desnudos. Sólo me ilumina la luz de la luna llena, que se ve reflejada en un charco al que me asomo y ahí está de nuevo, es él. Me ha vuelto a encontrar. Esta vez le veo, su boca se agranda, se abre, su rojo se vuelve más diabólico. Su blanco se arruga, tiene marcas de dedos en la cara, se ve algo de carne… ¿humedad seca?... Su pelo, verde y destartalado como el de un lunático. Veo su sonrisa, pero no le oigo reír... siento aun más miedo.

-          “Noo, ¿qué quieres?, Déjame en paz, ¿por qué me persigues?.

El silencio reina por doquier pero entre susurros algo suena en mi mente:

-          ¿Querer? Quiero todo cuanto tu quieres.
-          ¿Qué?...N-no entiendo…¿qu-qué es lo que quiero?
-          Que yo te persiga. Así es como lo quieres.
-          ¿Que dices?.. Yo no qui…no quiero ser perseguido.
-          Cierto.
-          Entonces ¿qué haces?  ¡DÉJAME EN PAZ!… Esto es absurdo, no quiero vivir esta locura.
-          En realidad, tu no quieres vivir.
-          Que estupidez es esa.  Me gusta mi vida.
-          Entonces ¿Por qué estoy aquí?
-          Porque me has perseguido.
-          En absoluto, en ningún momento fui tras de ti.
-          ¿Cómo?
-          Me llevaste contigo en todo momento.
-          ¿quién coño eres?
-          Tu
-          Chorradas, sal de mi cabeza...
-     .... .... ... ... ...
-          Dime, ¿ves a alguien más a tu alrededor?
-          … N-No...
-     Ahora observa de nuevo el charco y verás una cara. Una única cara. Tu cara. Tu verdadera cara. La que quisiste.
-          ¿La..la que quise?
-          Sí, aquella que te despojase de la vida. Tu no tienes vida, ahora me pertenece. Tu me llamaste, no querías vivir.
-          Je, je, ya entiendo. Esto no es real, esto no está pasando, es una pesadilla, si… eso… eso es, ahora sonara el despert...
-          ¡CALLA!... Te mueres.  Pero estás tan obsesionado con tu muerte, tienes tanta prisa por morir que lo único que haces es prolongar tu agonía por no hallar dicha muerte. Cálmate, déjame hacer aquello que tu no te atreviste. Ahora levanta. ¿ves ese rayo de luz?
-          S-sí.
-          Ve hacia el
           … …
-          ¿Eh?... Hay alguien tumbado
-          Acércate y descubre su cara
-          ………………….
-          ¡AaaH! No puede ser. Soy yo.
-          Cierto. Ese eres tu... muerto. Querías morir, así lo prometí y así lo consumé. Ahora dame aquello que es mío. 
-          …………………

Abrazado a mí, derramo lágrimas sabiendo que llegó mi fin. Beso mi frente, miro al cielo y comienzo a reír.
        
                                                                      FIN

Escrito por Alberto Rodríguez Carmona, alias “RONDI”.
Relato inspirado por un sueño de Sara Arcos Morales, perseguida a su vez por esta imagen de “el Joker” de la película “Batman: El caballero oscuro”,interpretado por Heath Ledger. Basado en el personaje original del Joker creado por Bob Kane. El relato data de marzo de 2008, mucho antes de ver el resultado final del film. Y el título también nació mucho antes de que Nolan sacara a la luz su proyecto "Inception" también conocido como "Origen".  Una cadena cuanto menos llamativa.



Nos leemos 

RONDI

3 comentarios:

  1. Que relato mas malrrollero. Felicidades, es estupendo.
    Las palabras del payaso me han recordado a Muerte de Gaiman en versión chunga.
    ¿a que se debe el titulo de origen?
    Me ha recordado a una pesadilla y a una vivencia, aunque no tengan nada que ver.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, me alegra que te guste. ¿"Muerte" de Gaiman?...me lo apunto.

    El título, se debe a que es el nacimiento, totalmente desconocido, de lo que se presupone es el personaje del Joker. Recuerdo que cuando se estrenó el Caballero Oscuro, pregunté a una amiga, pues yo aun no había visto la peli, si el Joker de Ledger tenía algo que ver con lo relatado en mi escrito, afirmó que no. A primera vista podría decirse que así es, pero dado la incógnita y el misterio que rodea al Joker, y lo tarado que está, mi relato para nada es descartable como una parte de su transformación de la persona que fuese hasta llegar a ser el magnífico personaje que todos amamos. Yo siempre he pensado que Joker tiene en su mente un cacao de tal calibre que fusionando sus distintas partes crean conjuntamente el caos que perpetra por doquier... eso si, lo de "Soy un agente del caos"... me sobró que te cagas...

    Por cierto, me has intrigado con lo de la pesadilla y la vivencia...

    Nuevamente, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me refiero a la muerte de Sandman (obra maestra de principio a fin.)
      La mente de Joker merece un punto y aparte y ha sido objeto de numerosos estudios psicológicos en la realidad. ¿como es la mente de un maniaco? Para conocerla tendríamos que transtornarnos nosotros.
      El Joker vive para hacer sus bromas macabras, todo lo ve como una broma, hasta que llega Batman con su aspecto serio a aguarle la fiesta, y así siguen en una lucha interminable que perdurará hasta que uno de los dos muera y el que sobreviva pierda su razón de ser. El destino es así, el uno no puede existir sin el otro. Pero en el fondo ambos disfrutan de esa lucha, si no harían treguas o uno de los dos cedería.
      El Joker solo actua para pasarlo bien y no justifica nada a nadie (cosa que no me gustó nada en la peli de Nolan, parecía que por cada cosa que hacía tenía que explicar la razón por la cual lo hizo...) No es así, tu cuando te lo pasas bien te olvidas de todo y te da igual todo, aparte que un maniaco actua sin necesidad de razonar cada acción.
      En resumen, que yo tambien estoy en contra de los discursitos del joker en el caballero oscuro, dando muestra que Nolan no se ha cogido un comic en la vida.
      Pesadilla:
      Me ha recordado sobretodo en el tema de la oscuridad que te invade y te sientes impotente ante la situación.... Era pequeño, tendría 7 o 8 años, soñe en que me levantaba e iba al salón de mi casa. Vi los cadaveres descuartizados de mi familia, mi padre aparece ensangrentado y con cara de sadico. Me dice que vamos a ver a su madre y me obliga a subirme en el coche, me pone detrás y él conduce. Cuando estamos llegando a la casa de mi abuela, se gira y veo una cara demoniaca... En ese momento del miedo y de la impresión me desperté.
      Debo añadir que eso es imposible porque mi padre es una buena persona, muy pacifica y que nos quiere mucho al resto de la familia y nunca haría algo así.

      Vivencia.
      Cada vez que he contado esto nunca me ha creído nadie y todo el mundo me lo ha tomado a cachondeo, tal vez tengan razón y esté loco pero yo sé lo que sentí.
      Mas o menos tendría la misma edad, 8 de la mañana, yo leyendo tranquilamente en mi cama. Todas las ventanas cerradas, con lo cual descarto la corriente de aire. Mi puerta se cerró repentinamente y con violencia y notaba como una presencia invisible se acercaba y me obserbaba. Sentí frio, mucho frio repentinamente, y salí corriendo. No paso nada.

      Ya que estamos voy a hacer un 2x1
      Muchos mas años mas tarde, tenía 16 años y en una ciudad y casa diferente. La noche anterior de incorporarme al colegio fui incapaz de dormir. Me desvelé... Y sobre las 3 de la madrugada puse la radio. Al rato de ponerla se oyó un fuerte SHHHHHHHHH!. Era imposible que fuese nadie ya que todos estaban dormidos, oía sus ronquidos. Tras eso el ruido de enfriamiento del televisor, que no debía sonar ya que no había usado la tele en todo el dia, sin embargó sonó como media hora o una hora sin para (ese crack que hace la tele cuando está sobrcalentada y se enfría...) Tras eso oía un montón de susurros provenientes de mi puerta, me levante a ver si había algo y nada. Cuando tenía intención de tratar de entender algo de esos sonidos se callaban, para cuando me despistaba seguir. Y posteriormente comencé a notar una serie de pinchazos en la pierna, como si me clavasen una aguja, pero no tenía muestras de pinchazos. Así una noche entera...
      Cuando he contado esto me han tomado por loco o se lo han tomado a cachondeo...
      Puede que no tenga mucho que ver con el relato, pero al recordarlo se me ha venido a mente estas historias.

      Eliminar