Entradas populares

Compañer@s de camas...separadas

sábado, 29 de septiembre de 2012

The Darkness y los 40 minutos mejor invertidos de mi vida

Fecha: 17 de Diciembre de 2003.

Lugar: Tienda "Discos Mordiscos" de Pinto

Protagonistas:  Un joven. Un disco. Un grupo...



Quince minutos después... un plástico, cortado cual caña de bambú por katana, se deja caer dando paso al contacto físico entre unos dedos desnudos y un disco compacto que bien vale su precio, pues en su interior se esconden los 40 minutos mejor invertidos en un cd de música que dicho joven puede recordar.

Eso a ellos les hace felices


Hablamos de un grupo, cuyas excentricidades gustan y asquean por igual. Un grupo venido a menos que vuelve a resurgir de sus cenizas cual Ave Fénix, seis años después de su última gira juntos, para ostentar el puesto que les corresponde como reyes del rock en el nuevo siglo. Una posición que nunca debieron perder, culpa de las drogas y egos desmesurados, gracias a un primer LP  parido en 2003 que a todos cogió por sorpresa y que dotaba de nueva vida al rock. Un rock que en la actualidad de entonces era monótono, repetitivo y poco originial, hasta que llegaron "The Darkness". Hijos no reconocidos de AC/DC y Queen, procedentes de Lowestoft, este de Inglaterra, trajeron lo mejor del rock de los 70 y 80 aderezado con mucha comedia, incluso autoparodia y una fuerza demencial en la ejecución de los temas, tanto en estudio como en directo. Sorprendente la forma de congeniar con el público gracias a canciones nada pretenciosas, sencillas, pero con gusto y composiciones muy bien medidas para mostrar que se puede ser un tipo duro tocando la guitarra mientras procesas que el amor es maravilloso, (y visten raro). Todo ello cantado por un Justin Hawkins que no llegando a  las cotas de excelencia de Freddie Mercury, es la alegria y el desparpajo hecha voz, siendo sus falsetes marca de la casa de un grupo que sobretodo, disfruta y hacer disfrutar con canciones pegadizas, guitarras al más puro estilo hermanos Young, con solos que van de lo más sencillo a lo tecnicamente sorprendente. El bajo como todo buen bajo, apenas se aprecia, hay que poner mucha atención para ello, jeje, y una batería nada compleja que hace las veces de metrónomo con la contundencia que el buen rock necesita.

Ya se yo para que piden pista... ¡Omay!


Hablando del LP en cuestión, son 38 min y 19 seg de duración de un rock exquisito compuesto por diez canciones, donde ningún tema sobra, lo cual no es fácil decir en los tiempos que corren.
Es un disco traído por seres de otro mundo como bien muestra su portada, con una nave espacial pidiendo "Permiso para aterrizar" ante una controladora de aterrizaje ligerita de ropa, solo lleva gorrito y tacones,  que sencillamente es genial. El disco completo es grandioso, no puedes quitar ni añadir, es perfecto tal y como está.

Un disco, no, "El DISCO"

Desde el primer acorde del primer riff de la primera canción, el grupo te da una hostia tan grande que te hace mover la cabeza cual perro-muelle en el salpicadero del coche, dejando bien clarito que lo que envuelve tus oidos en ese momento y durante los próximos 40 minutos, te hará disfrutar de lo lindo.
Al menos a mi es lo que me pasó...y a mi colega Ángel, y a mi tío, y a la amiga de mi colega,... y así un largo etc. Conclusión, que es un discazo de principio a fin.

Podría enumerar los múltiples éxitos de venta, premios y galardones pero eso es lo de menos, lo importante es que es música que llega y que hace disfrutar.

Comprendo que no a todos gusta este grupo, debido a los múltiples falsetes del cantante. A mi personalmente, me parece que dotan de mayor carisma al grupo.

Nunca un disco debut me ha sido tan disfrutable y tan corto como este. Tras una primera escucha, acto seguido volví a dar al PLAY hasta en siete ocasiones, escuchando el disco siete veces consecutivas. Es más, hoy día, casi nueve años después, puedo escuchar el disco entero varias veces consecu.... (un momento que le de al Play)...tivas y me sigue emocionando como el primer día. Lo dicho, ROCK del bueno, hecho con amor.

Que estilazo, baby.


The Darkness:    Voz y Guitarra solista:      Justin Hawkins
                             Guitarra ritmica/solista:     Dan Hawkins
                             Bajo y coros:                   Frankie Poullain
                             Batería y coros:               Ed Graham          


"Permission to Land" :  
  1. "Black Shuck"    – 3:20
  2. "Get Your Hands Off My Woman"   – 2:46
  3. "Growing On Me"   – 3:29
  4. "I Believe In A Thing Called Love"   – 3:36
  5. "Love Is Only A Feeling"   – 4:19
  6. "Givin' Up"   – 3:34
  7. "Stuck In A Rut"   – 3:17
  8. "Friday Night"   – 2:56
  9. "Love On The Rocks With No Ice"   – 5:56
  10. "Holding My Own"  – 4:56



Un auténtico "pepinazo", en argot musical viene a ser algo así como una prolífica exquisitez llena de éxito. XD

A continuación pondré tres single´s del disco y mis dos canciones favoritas, versión directo, aunque para mi todas las canciones podrían serlo. Personalmente, conocí al grupo con su primer sencillo, "“I believe in a thing called love" , canción que seguro en algún momento habeis escuchado y que ha sido incluido en muchos juegos de Karaoke tipo SingStar de PlayStation. Vi el videoclip del tema allá por septiembre de 2003 en MTV, me quedé como "What The F***?", (luego veis porque, los vídeos son un descojone), pero la música me sorprendió gratamente, busqué información sobre el grupo y finalmente, decidí adquirir el misterioso LP. Un LP que tuvieron que grabar y producir ellos mismos, con dos bemoles.
Como curiosidad. me atrevería a afirmar que fui de los primeros españoles (residentes en España) que adquirió el disco, pues en nuestras tierras no se empezó a promocionar hasta marzo/abril de 2004 y por aquel entonces aquí no los conocía ni Peter.
















Hasta la fecha han publicado otros dos discos más,
One Way Ticket to Hell...and Back    (2005)
Hot Cakes   (2012)
Pero que no llegan al nivel del primero, es lo malo de empezar de manera tan apabullante, luego hay que superarse o al menos mantenerse. Esperemos que no vuelvan a recaer, recemos al dios Mercury...



Y poco más, espero que os gusten, a mi desde luego me tienen enamorado, tanto es así que el domingo día 7 de octubre iré a verles a la Sala Riviera de Madrid, por segunda vez. La primera fue en julio de 2011, en el festival Sonisphere de Madrid. Uno de los mejores conciertos de todo el festival con diferencia. 




Ale, a ROCK AN´ ROLLEAR:  (Más información en,  http://www.theactualdarkness.com/home/)



                                                                   
                                                                                                                                                                                           
                                                   

                                                         


Love on the Rocks with no Ice (versión rara)

Nos leemos.

RONDI

1 comentario:

  1. Uno de los mejores discos de la pasada decada para mi gusto.

    Además contiene Givin´UP, mi canción favorita del grupo

    Un saludo

    ResponderEliminar